Santa Fe y Once Caldas arrancaron ganando en la séptima fecha

Un agónico gol de Luis Alfredo Yanes, le dio el triunfo 2-1 a los cardenales sobre Equidad en Techo.

Cuando la tarde gris parecía ser noche para Santa Fe, al quedarse con 10 hombres por la expulsión del paraguayo Germán Centurión, el equipo albirrojo encontró la luz, ausente durante 89 minutos, en Ómar Pérez y Mario González, quienes escribieron un manual del contragolpe para que Luis Yanes, como en sus mejores tiempos, definiera un juego que no merecía pasar del empate.

La urgencia de sumar de a tres era compartida en Techo. Pero aseguradores y cardenales tienen más de una cosa en común: inconsistencias en el fondo, pocas ideas en el mediocampo e ineficacia ofensiva.

Aunque en esto último, el visitante demostró algo más y fue así como a través de sus dos delanteros consiguió una victoria tan necesitada como inesperada, sobre todo por la escasa propuesta que se tuvo en Techo.

Si reacción era lo que pretendía el técnico Germán Basílico González con el revolcón que implementó en la nómina para enfrentar a Equidad, de entrada parecía conseguirla en el marcador.

Cristian Nazarit, una de las novedades, aprovechaba en la primera aproximación para dejar sin opción al arquero Álvaro Solís, que también reaparecía en el local. Ese gol de camerino despejaba la nublada tarde capitalina y le daba una bocanada de oxígeno al estratega albirrojo, aunque la calma le dudaría poco, pues los aseguradores se valieron de la debilidad en marca de la mitad del campo cardenal, sobre todo por el costado de Maximiliano Flotta, volante central por naturaleza.

Fue así como en un contragolpe albiverde, el argentino no pudo con la velocidad de Óscar Darío Martínez, quien con libertad absoluta vulneró a Agustín Julio para decretar una paridad que se veía venir.

En el complemento, al local le faltó cabeza fría para jugar el partido en vez de pelearlo, mientras que a Luis Yanes le sobró frialdad para sentenciarlo en el último minuto y darle los tres puntos al Santa Fe, como en los viejos tiempos.

El Once sigue en buena racha

Gracias a un gol de penalti, a cinco minutos del final del compromiso, Once Caldas le ganó 2-1 al Atlético Nacional, en el juego que abrió la séptima jornada del torneo. El conjunto visitante se fue en ventaja con un gol de Dayron Pérez, en el último minuto de la primera parte, pero a los 15 del complemento los verdolagas lograron la igualdad con anotación de Giovanni Moreno, quien después desperdició un cobre de penalti.