Envigado se retracta y no denunciará al Tolima

A través de una carta el Envigado F.C. se disculpó ante el Deportes Tolima por las declaraciones del presidente del equipo antioqueño, Alejandro Hernández, quien anunció que iba a demandar al dirigente del Tolima, Gabriel Camargo, por calumnia, luego de que éste dijera que Hernández había amenazado a jugadores del conjunto pijao.

Camargo aseguró que a su despacho había llegado la misiva en la que el equipo de Envigado ofrecía disculpas al club (Deportes Tolima), a sus jugadores y a sus dirigentes.

Pese a la carta, el presidente del Tolima, Gabriel Camargo, sostuvo su versión sobre las amenazas del Envigado hacia sus jugadores para que perdieran el partido que ambos equipos sostuvieron en la anterior jornada del rentado y en el que efectivamente salió derrotado el onceno pijao.

"Yo le tengo gran confianza a Vallejo, él es mi capitán. Yo sí creo que hubo llamadas, o de otra manera no creo que se hubieran puesto a inventar esas cosas", dijo Camargo en diálogo con Caracol Radio.

Al ex senador Camargo poco le importó que luego de haber ratificado que había sido el presidente del Envigado quien hiciera las amenazas, este último advirtiera que lo iba a denunciar por calumnia.

Hernández, en diálogo desde Argentina con Caracol TV, aseguró que él nunca había hecho esas llamadas y manifestó que tan pronto llegara al país, entablaría una demanda contra Camargo.

Tras esas denuncias, los futbolistas implicados rectificaron y dijeron que nunca hubo tales amenazas. Pero para Camargo eso tiene una explicación: "Yo entiendo que los jugadores estén muertos de susto, porque están temerosos por sus familias (...), pero yo sí digo las cosas como son".

Sin embargo, ayer mismo (martes) la Corporación Deportiva Envigado F.C. envió una carta al Deportes Tolima luego de que Hernández hiciera tales declaraciones.

"A nuestro juicio las declaraciones se pueden prestar para malas interpretaciones, por eso esta Corporación quiere poner fin de una vez por todas a este conflicto en el que el único perjudicado es el fútbol, sus dirigentes y la Dimayor como ente rector del balompié nacional", se lee en la nota que no está firmada por Hernández, sino por Juan Pablo Upegui, máximo accionista del equipo paisa y quien se pone como presidente en la carta.

Camargo sostiene que no puede aseverar que su equipo perdió el partido ante Envigado por las supuestas amenazas, aunque sí volvió a recordar que el técnico del Tolima, Hernán Torres, le había comentado que cuando el jugador Cristian Marrugo desperdició una clara oportunidad de gol, el árbitro del compromiso le dijo al mediocampista: "casi me complicas el partido".

Luego del partido entre Envigado y Deportes Tolima, el técnico de los pijaos dijo que las amenazas se presentaron específicamente en contra de los jugadores Gustavo Bolívar, Juan Carlos Ramírez y Gerardo Vallego, todos nativos de Envigado.

"Cuando sucedió eso (las llamadas amenazantes), los jugadores se lo comentaron al senador Gabriel Camargo, presidente del club, y él le dio conocimiento de esto a la Dimayor", agregó el estratega. "Esta es una situación delicada", insistió Torres, que dejó entrever su preocupación por la actitud y desmotivación que puedan sufrir sus jugadores, especialmente durante los cuadrangulares semifinales del campeonato. "Esto afectó a ciertos futbolistas, un poco al grupo, no lo podemos negarlo", puntualizó.

Actualmente Envigado está peleando por no descender y necesitaba ganarle al Tolima para salir de la zona de descenso directo, hoy ocupada por el Bucaramanga. A falta de una jornada, el conjunto paisa está a sólo dos puntos de esa incómoda casilla, motivo por el cual se espera que en su próximo compromiso (ante Millonarios en Bogotá) también salga a buscar la victoria.

El Envigado, afectado en el pasado por la muerte violenta de algunos de sus grandes accionistas, regresó este año a la primera división.