Así vivió Jefferson Herrera su partido benéfico en el Pascual Guerrero