Atlético Nacional, a 90 minutos de un nuevo título

El equipo que dirige Reinaldo Rueda enfrentará como local al Cali con la ventaja del triunfo 2-0 que logró el sábado en el estadio de Palmaseca.

Nacional ganó en diciembre pasado su estrella número 15 y se convirtió en el club más exitoso en la liga local. / Luis Benavides

El dinero no es la felicidad, pero ayuda mucho para conseguirla. Sobre todo en el fútbol, un deporte en el que generalmente los clubes con mayores posibilidades económicas son los que ganan títulos.

Eventualmente algún “equipo chico” da la sorpresa, pero lo normal en casi todas las ligas del mundo, es que los poderosos, los de mayor respaldo financiero, sean los que celebren.

Y Colombia no es la excepción. En las dos últimas décadas Atlético Nacional ha dominado a su antojo las competencias locales gracias, además, a su acertado manejo administrativo, su interés por las categorías menores y el constante apoyo de una de las aficiones más fieles y numerosas del país.

Desde 1996, cuando la organización Ardila Lulle asumió las riendas del club verdolaga, ha ganado 14 títulos, entre ellos nueve ligas, que lo convirtieron en el más veces campeón de Colombia. Además ha sido seis veces segundo en diferentes torneos.

“El éxito de Nacional responde a una filosofía empresarial y deportiva, a un estilo de trabajo en equipo en todas nuestras áreas y, por supuesto, al incomparable apoyo de nuestra afición, que es la mejor del país”, asegura Juan Carlos de la Cuesta, presidente de la institución, bajo cuyo liderazgo se han conseguido ocho trofeos y esta noche (7:00 en el Atanasio Girardot, con transmisión por Win Sports), en la final de la Superliga ante el Cali, podría lograr el noveno, pues cuenta con la ventaja del triunfo 2-0 como visitante. “Y vamos por más”, asegura De la Cuesta, quien reconoce que “hay que ganar pronto un título internacional”.

¨Para lograrlo Nacional le dio continuidad a buena parte de la nómina, la más costosa del país (supera los mil millones de pesos mensuales) y consiguió importantes refuerzos, como Felipe Aguilar, Andrés Ibargüen y Víctor Ibarbo.

“Tenemos plantel para pelear la Copa Libertadores y el torneo local, así como la Superliga. El grupo está mentalizado y esa es la exigencia en un club tan grande como este”, reconoce el técnico Reinaldo Rueda, quien afirma que “esa mentalidad ganadora se percibe desde el momento en el que se llega al club por primera vez”.

Equilibrio financiero

La primera etapa de Nacional bajo la batuta de la organización Ardila Lulle fue complicada. La inversión económica fue considerable y la empresa no generaba los recursos esperados.

Sin embargo, según los informes de la Superintendencia Financiera, desde 2010 Nacional ha sido rentable y ha dado dividendos cercanos a los $5.000 millones en promedio por temporada (con ingresos que superan los $50.000 millones), mucho más que los demás equipos del país. “Hemos logrado el equilibrio. Pasamos por algunas dificultades cuando presupuestábamos estar en torneos internacionales y no lo hicimos, pero superamos esas grandes afugias y terminamos bien los años”, agrega De la Cuesta.

Los aportes de empresas como Postobón, Nike, Aress Corredores de Seguros y Pilsen, además de importantes dividendos por la comercialización de productos (venden cerca de 40.000 al año) y la imagen del club, hacen que haya recursos para invertir en las divisiones menores, que según De la Cuesta “vienen trabajando muy bien y dando resultados en los torneos de la liga antioqueña y los campeonatos nacionales. Hay talento en casa para asegurar el futuro”.