Buen comienzo pijao

Jimmy Chará fue la figura del compromiso al anotar dos goles. El otro fue obra de David Silva. El próximo jueves Pasto visitará el Murillo Toro de Ibagué, mientras que las águilas jugarán contra Nacional, en el Atanasio Girardot.

David Silva (izq.) y Jhonny Vásquez disputando el balón ayer en el estadio de Ditaires.  /Luis Benavides
David Silva (izq.) y Jhonny Vásquez disputando el balón ayer en el estadio de Ditaires. /Luis Benavides

En un partido muy táctico y bien jugado, el Deportes Tolima logró su primera victoria en las semifinales al derrotar 3-1 al Itagüí en el estadio de Ditaires. Los pijaos hicieron valer la mayor experiencia y jerarquía de sus jugadores, ante la inocencia del joven plantel de las águilas doradas.

Apenas cuatro minutos bastaron para que los visitantes abrieran el marcador. Fue en una rápida acción gestada en la mitad de la cancha por Andrés Andrade, quien terminó con un doble remate de Jimmy Chará, ayudado en parte por el arquero Julián Mesa, quien dio rebote.

De ahí en adelante los locales asumieron el control del juego y pusieron las condiciones, pero Tolima se defendió con criterio e incluso generó mayor peligro en los contragolpes.

Ya en la segunda mitad llegó el empate de los antioqueños. A los cinco minutos, tras un tiro de esquina y un par de rebotes en el área tolimense, Jorge Aguirre, de chilena, igualó las acciones, para la alegría de los cinco mil hinchas que acompañaban al equipo.

Pero no habían terminado de celebrar, cuando llegó el segundo tanto de la visita. Otra vez la llave Andrade-Chará hizo daño, como las tantas veces a lo largo del torneo. El 10 recorrió casi 40 metros con la pelota en los pies, eludió a tres rivales y puso el pase preciso al vacío, para que Chará, quien siempre les gana la espalda a los defensores rivales, definiera con categoría.

A Itagüí le tocó nuevamente remar contra la corriente, mientras que Tolima volvió a lo suyo: orden atrás y buen juego de contraataque. Eso sí, los locales exigieron más al arquero Antony Silva, quien se convirtió en figura.

Los pijaos aseguraron la victoria con una anotación más, la de David Mackalister Silva, quien se jugó con Chará y luego encaró a un defensa, lo eludió y con un puntazo venció a Mesa.

Más tranquilo, pero igual de concentrado, el equipo que dirige Carlos Castro manejó las acciones hasta el final, aunque su rival nunca se entregó y mereció al menos el descuento.

El próximo jueves Tolima recibirá al Deportivo Pasto, mientras que Itagüí visitará al Atlético Nacional.