Cada año es una cana más: Piscis Restrepo

Carlos ‘Piscis’ Restrepo busca desde hoy su segundo título como DT en un Suramericano. La sub-20 también va por los cupos al Mundial de Nueva Zelanda y Río 2016.

Carlos Restrepo, técnico de la sub-20 de fútbol. / Cortesía ‘El Tiempo’

Cuando estudiaba en el Colegio Calasanz de Medellín, a su hermano mayor le decían Piscingüino, porque era muy bajito y de contextura pequeña. Al poco tiempo abreviaron el apodo a Pisci, y por eso los hermanos Restrepo eran conocidos como los Piscis. Carlos ha vivido con ese apodo prácticamente toda su vida. En el Politécnico Jaime Isaza Cadavid de Medellín, en donde estudió tecnología del deporte, había muchos Carlos, pero Piscis sólo uno, de ahí su popularidad, que creció con el paso del tiempo. Cuando comenzó en la dirección técnica, justamente en uno de los equipos del colegio del que se hizo bachiller, sus dirigidos le decían profe Piscis, un apodo que él ya siente parte de su nombre y que nada tiene que ver con su signo zodiacal, al cual ni siquiera le pone atención. “No me detengo mucho en eso”, le dijo a este diario en una entrevista.

De hecho, sólo al comienzo de su carrera se fijó en cábalas, porque quería imitar a su referente, Carlos Salvador Bilardo. Por ejemplo, dirigía siempre con la misma camisa. Sin embargo, con el paso del tiempo entendió que lo importante era proceder con responsabilidad frente a los futbolistas y definió su estilo como el de una persona que se enfocaba en promover la parte humana del jugador. “No soy de la teoría de dirigir con el rejo en una mano y la comida en la otra. Cuando llenas al jugador de confianza y fe, hay resultados”.

En las prácticas de la selección colombiana sub-20, a la que llegó en medio de críticas a finales de 2012 y que dirigió con éxito en el Suramericano pasado, logrando el título y el cupo al Mundial de Turquía, pareciera ser un jugador más que se encuentra a prueba para lograr el sueño de representar al país en un certamen internacional. Grita con su gruesa voz, gesticula, anima, corrige y regaña. Eso sí, al finalizar la rutina se funde en un abrazo con los demás. Así es Carlos Piscis Restrepo, quien espera que en el Suramericano de Uruguay que comienza hoy para Colombia pueda celebrar como lo hizo hace dos años, con una generación que dejó grandes talentos para el fútbol colombiano como Juan Fernando Quintero, quien jugó el pasado Mundial de mayores en Brasil 2014 e incluso marcó gol.

“La principal diferencia entre la selección de 2013 y la de ahora es que tal vez esta no cuenta con la experiencia de algunos jugadores. La columna vertebral del equipo de hace dos años tenía futbolistas que repetían proceso, como Sebastián Pérez y Cristian Bonilla. Además contaba con jugadores con recorrido internacional como Jherson Vergara, Jhon Córdoba y Juan Fernando Quintero. Ahora tenemos un grupo con muy buenos jugadores; la mayoría han debutado en primera, pero no hay tanta experiencia. Claro que confío en que este grupo estará a la altura”, destacó el técnico antioqueño. Sus principales figuras en el proceso son Juan Sebastián Quintero, un defensor central del Deportivo Cali que además es el capitán del equipo; Joao Rodríguez, jugador que pertenece al Chelsea de Inglaterra; Alexis Zapata, un volante del Udinese de Italia, y Rafael Santos Borré, delantero del Deportivo Cali que en la mayoría de partidos de preparación marcó gol. “Ha demostrado en todo el recorrido de preparación que es un muchacho que está enchufado, y eso hay que aprovecharlo para un torneo corto como este”, aseguró Piscis sobre su ficha de gol.

Los cuatro mejores equipos del Suramericano clasificarán al Mundial de la categoría en Nueva Zelanda. Del tercero al sexto irán a los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. También estará en disputa la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016, que será para el equipo que quede campeón, y un cupo a repechaje para el subcampeón. Si Brasil es ganador, el cupo directo será para el segundo, y el tercero irá a repesca. Colombia hace parte del grupo B, junto con Uruguay, Brasil, Chile y Venezuela. Los tres primeros clasificarán al hexagonal final.

“He caminado mucho el país, he hecho escogencias con justicia y transparencia, tratando de no equivocarme, porque en eso está la clave del éxito. Cada año es una cana más, así que esa experiencia hay que ponerla al servicio del país que está ansioso por seguir celebrando”.

[email protected]

@luisguimonte