Cadena de errores que llevaron al Cúcuta al descenso

El cuadro motilón sufrió su cuarto descenso en 91 años de historia. Su presidente, José Augusto Cadena, ya había llevado al Atlético Bucaramanga a la segunda división en 2008.

Algunos jugadores del Cúcuta Deportivo se lamentaron en la cancha de Palogrande, en Manizales. / Cortesía “La Patria”

Sólo hacía falta el anuncio oficial del descenso del Cúcuta Deportivo, pues era algo esperado desde hace varias fechas debido al pésimo rendimiento del equipo en el terreno de juego y las malas decisiones que tomó la cabeza del cuadro motilón, el empresario José Augusto Cadena, quien ya sabía lo que era llevar un equipo a la B, cuando estuvo al frente del Atlético Bucaramanga.

Tan sólo nueve meses duró la historia del equipo rojinegro en su cuarta etapa en la primera división del fútbol colombiano, luego de la derrota 1-0 sufrida en la jornada 16 de la Liga Águila ante el Once Caldas, que firmó su tiquete con destino a la segunda división. Algo ya conocido para su sufrida hinchada, pues ha vivido esa pena tres veces más, tal vez por eso la falta de apoyo en el estadio General Santander, que tan sólo se llenó para los primeros partidos del año, cuando el equipo se estrenaba en la primera categoría; de resto, siempre fueron más las sillas vacías.

De hecho, llegar a la A, en enero de este año, fue un premio muy grande para una dirigencia que quizás ha entendido las cosas bien, pero los resultados deportivos no se han visto. La temporada 2014 para el equipo motilón en la B fue intrascendente, sin embargo, gracias a la medida de la Dimayor de ampliar la Liga a 20 equipos, el Cúcuta ganó su cuadrangular y ascendió.

Para ese torneo relámpago disputado en Bogotá, la dirigencia hizo un esfuerzo importante por armar un equipo competitivo. Reforzó la nómina con jugadores experimentados, acostumbrados a la primera división, además de un técnico como Alberto Suárez. Aunque en el partido decisivo clasificó a la A gracias a un gol con la mano que marcó Marco Lazaga, el rendimiento futbolístico fue bueno. De hecho, se pensó en el momento que si mantenían ese estilo de juego podrían pelear en las posiciones de arriba en la Liga Águila. No obstante, no se le dio continuidad a ese proyecto deportivo y a las ocho fechas del primer semestre Alberto Suárez dejó el banquillo.

El argentino Marcelo Fuentes asumió la dirección técnica del equipo, sin embargo, los resultados no cambiaron y al poco tiempo el tolimense Flabio Torres fue el estratega del cuadro motilón. Dirigió las fechas finales del primer semestre del año a la distancia, porque no podía estar en el banquillo por haber dirigido en el mismo semestre al Pasto. Claro que llegó con la idea de armar una nómina competitiva y con experiencia.

Fue un revolcón total. Casi toda la nómina cambió y quizás por eso la demora para poner en marcha el equipo. Pero a José Augusto Cadena, presidente y máximo accionista del equipo, nuevamente le faltó paciencia y comenzó a presionar al entrenador, lo que terminó en la destitución de Torres. Según versiones conocidas por El Espectador, Cadena le ofreció a Flabio Torres seguir, pero si se bajaba el sueldo a la mitad y aprobaba la salida de varios jugadores. Tras recibir un no rotundo, terminó apartando al cuerpo técnico y delegando en Carlos Alberto Quintero, quien nada pudo hacer para evitar el declive.

“Yo creo que un problema grave en el Cúcuta es que no ha tenido continuidad en los proceso. Es bien difícil dar resultados cuando un equipo está en construcción. Para mí la nómina no era mala, pero los resultados no se dieron. Cúcuta inició bien y eso hizo que los directivos sintieran más presión”, explicó Flabio Torres, quien a comienzos de semestre era la ficha elegida para evitar el descenso, pero por decisiones directivas tan sólo estuvo ocho partidos.

Ante tantos desaciertos por parte de Cadena, los que más sufren son los hinchas, pues una vez más tendrán que aceptar ver a su equipo en una categoría inferior a la que debería estar por historia y grandeza, algo que para los directivos no influye tanto, pues en la A o la B el negocio sigue siendo viable.

593684

2015-10-19T22:41:15-05:00

article

2015-10-19T22:41:15-05:00

none

Redacción Deportes

Cadena de errores que llevaron al Cúcuta al descenso

53

4187

4240

Temas relacionados