Camilo Zúñiga, de tres a cuatro semanas más fuera de las canchas

El colombiano sufrió un problema en la rodilla derecha del cual fue operado el pasado 21 de octubre.

Camilo Zúñiga, quien fue operado el pasado 21 de octubre de su rodilla derecha, de comienzo indicó el Nápoles que volvería a las canchas entre seis y ocho semanas. No obstante tres meses y tres semanas después el lateral colombiano no ha podido volver a las canchas.

Alfonso De Nicola, médico del Nápoles, en diálogo con el Carrusel Deportivo de Caracol Radio indicó que el jugador tendrá  “entre tres o cuatro semanas de trabajo diferenciado, por ahora su recuperación se basa en trabajos en piscina y en el gimnasio y que por ahí en dos semanas podrá comenzar hacer trabajo atlético para después pasar al trabajo de grupo y poder a tener contacto con el balón”.

“El estado general de Camilo es bueno, se encuentra positivo y con mucha fuerza. Aurelio De Laurentiis, dirigente del Nápoles, no quiere afanar la recuperación del lateral colombiano para no tener después problemas en el futuro y que vuelva a recaer en la lesión” añadió el médico.

El problema de Camilo Zúñiga está en que “sufrió un problema de osteofita, que es una calcificación en la rodilla que es muy general en los jugadores, pero que unos tienden a tener más afectación que otros, por lo tanto (Zúñiga) tuvo que someterse a una recuperación, y como anteriormente había sufrido una lesión, se decidió operarlo para tener al jugador en mejores condiciones” dijo el médico.

“La osteofita de Camilo se encontraba en el externo de la rodilla y no en el interno, por lo que no involucraba los meniscos y la intervención se realizó porque sentía dolor cuando jugaba. Después de la operación ningún musculo y ninguna parte de la rodilla estuvo relacionada, solo se hizo la limpieza de la osteofita” agregó De Nicola.

Aún se desconoce el tiempo que estará por fuera el lateral colombiano. “No digo un tiempo preciso, porque no quiero dar expectativas, pero pude ver al jugador y está corriendo bien, pero de correr a correr con un balón hay un tiempo de trabajo, por eso no se afana el proceso para no dañar el avance que presenta” finalizó.