Campaña perfecta de Santa Fe

El año comenzó mejor de lo pensado para el cuadro cardenal.

Luis Manuel Seijas (der.) y Juan Daniel Roa (izq.) celebran el segundo gol de Santa Fe. / Luis Benavidez

“Pensamos en grande”, decía el técnico de Santa Fe Wilson Gutiérrez en medio de la pretemporada al comienzo de este año. Lo afirmaba porque en su momento sorprendía la cantidad de refuerzos que habían llegado para afrontar un 2014 en el que los objetivos eran revertir los malos momentos que se vivieron al final del semestre pasado. Era una frase de agradecimiento porque la junta directiva lo había respaldado para continuar al frente del proyecto cardenal. “Vamos a buscar el título y la final de la Copa Libertadores”, se atrevió a decir el presidente César Pastrana, confiado en que con las herramientas brindadas a su técnico, el rojo tuviera un gran año .

Las cosas comenzaron bien tanto en el ámbito deportivo como en el administrativo, porque el paso a la fase de grupo de la Copa Libertadores además de darle la oportunidad al equipo de nuevamente llegar lejos en este certamen, también le representará ganancias económicas. 900 mil dólares recibió por pasar el repechaje frente a Morelia, y además ganará por las taquillas de los tres juegos en condición de local frente a Nacional de Paraguay, Zamora de Venezuela y Mineiro de Brasil.

En Colombia comenzó con paso firme porque, aunque ha disputado tres de los cuatro primeros juegos con nóminas mixtas, el rendimiento es perfecto: 12 puntos ganados de 12 disputados. Luego de vencer a Patriotas la fecha pasada, aparecieron críticas por el nivel de juego, tras haber vencido en el último minuto y dejado muchas dudas. No obstante, frente al Medellín demostró jerarquía, solidez defensiva y efectividad en el ataque.

“Me deja tranquilo el trabajo que viene realizando todo el equipo. Siempre he sido claro con mis jugadores en decirles que para mí no hay suplentes ni titulares, cualquiera puede jugar tanto en Liga como en Libertadores. Nos hemos preparado mirando ese objetivo de sobresalir en ambos certámenes, así que por eso le estamos dando importancia. Nos trazamos unas metas claras y ver que las vamos cumpliendo nos hace fuertes”, reconoció el técnico Wilson Gutiérrez, luego de la victoria frente al Medellín, aceptando que aunque manejar una nómina tan amplia es complicado, es algo muy gratificante ver el esfuerzo que ponen todos para intentar jugar en cualquier certamen. “Que todos los jugadores estén al ciento por ciento es la idea nuestra, y aunque de alguna manera eso sea un problema para mí, porque armar una nómina es complicado, es algo bueno porque todos están entendiendo que cada minuto que jueguen es una oportunidad de mostrarse para que los tenga en cuenta en los partidos de la Libertadores”.

El ambiente del equipo es óptimo, la familiaridad y la camaradería entre todos han vuelto a ser como la de los días de gloria y eso es uno de los principales motivos por los que el presidente Pastrana está feliz. “El momento que estamos viviendo es una bendición, pero hay que tener los pies sobre la tierra siempre. Esto ha vuelto a ser una familia. Por la doble confrontación han estado concentrados todos los jugadores y eso es algo que permite que se conozcan mejor”, reconoció el máximo dirigente del equipo albirrojo.

Pastrana contó que es una alegría para él ver que los jugadores por los que apostó, tomando decisiones impopulares, estén respondiendo, como es el caso de José Julián de la Cuesta, Silvio El Pulpo González o Wílder Medina. “Sus logros son mi alegría y mi alegría es gracias al respaldo que Dios le está dando a este proyecto deportivo con el que esperamos seguir por este camino y poder recoger todo lo cosechado. Hasta ahora está comenzando todo y sabemos que así como hoy las cosas se están dando, podrá llegar un momento en el que no”, aceptó Pastrana.

Para el juego del próximo martes (9:30 p.m., Fox Sports) frente al Nacional de Paraguay, Independiente Santa Fe buscará seguir por el camino victorioso.