Cancillería intervendrá para traer de Bosnia a familia de Jackson Ibargüen

El jugador colombiano fue víctima de la trata de personas. Se gestiona para que su familia regrese al país.

Phill Jackson Ibargüen, futbolista colombiano.

El ministro de trabajo, Rafael Pardo, solicitó a través de una carta a la canciller, María Ángela Holguín, gestionar y hacer esfuerzos para poder tomar acciones rápidamente respecto al caso del jugador, además de medidas drásticas que no permitan este tipo de actos y casos de trata de personas y explotación laboral de colombianos en el exterior.

Pardo envió una carta al Ministerio de Relaciones Exteriores a propósito de la situación del futbolista Phil Jackson Ibargüen, cuya esposa y dos hijas aún están en ese país.

Según Pardo, la Cancillería "tiene la obligación de garantizar la defensa y protección de los derechos fundamentales del trabajo, promover el principio del trabajo digno, decente y de calidad".

Agrega que ese despacho debe "ejercer las acciones necesarias que permitan atender las violaciones a los derechos humanos y las posibles infracciones al Derecho Internacional Humanitario de los trabajadores colombianos".

Ibargüen, que hizo parte de la Selección Colombia que en 2004 participó en el Torneo Esperanzas de Toulón, en Francia, fue víctima del delito de trata de personas en Europa.

El delantero colombiano fue vinculado por un empresario al fútbol de Bosnia-Herzegovina donde atraído por la promesa de buenos salarios y poder jugar en un equipo de primera división de ese país, pero le incumplieron sus contratos.

Entre 2008 y comienzos de 2013 ninguno de los equipos europeos en los que jugó el colombiano cumplió el contrato.

Con ayuda de amigos regresó a Colombia pero no ha podido conseguir equipo porque sus patronos no le dan los paz y salvos para poder jugar.