Capturan a autor de amenazas contra ‘Tino’ Asprilla

A mediados de diciembre, el exfutbolista denunció públicamente que la banda criminal liderada por alias "Porrón" lo amenazó de muerte.

Faustino 'Tino' Asprilla. Foto: Archivo

Las autoridades colombianas capturaron en el departamento de Valle del Cauca a Andrés Felipe Marín, alias "Pipe", acusado de extorsionar y amenazar al exfutbolista Faustino "Tino" Asprilla, informó este lunes la Policía en un comunicado.

La Policía sindicó a Marín de ser "el presunto responsable de materializar las amenazas en contra del exfutbolista 'Tino' Asprilla y otras víctimas en el centro del Valle".

El detenido es señalado de ser "integrante y segundo al mando de la estructura delincuencial autodenominada 'Los sayayines' o banda de 'La inmaculada', al mando de Oscar Darío Restrepo Rosero, alias 'Porrón'", precisó el texto.

A mediados de diciembre, Asprilla denunció públicamente que la banda criminal liderada por alias "Porrón" lo amenazó de muerte y le exigió dinero a cambio de respetar su vida y la de su familia, por lo cual debió abandonar temporalmente la localidad de Tuluá (Valle del Cauca), donde vive.

El coronel Fernando Murillo, comandante de la Policía de Valle del Cauca, aseguró a medios locales que alias "Pipe" fue detenido en una finca en el municipio de El Cerrito, donde realizaba una fiesta con varias mujeres y sus hombres de seguridad.

En diciembre, a raíz de la denuncia de Asprilla, la policía colombiana ofreció una recompensa de hasta 115 millones de pesos (unos 48.000 dólares al cambio actual) por alias "Porrón" y estableció un esquema de seguridad y protección para el exdeportista.

El exfutbolista jugó con la selección Colombia en los mundiales de Estados Unidos-1994 y Francia-1998 y militó internacionalmente en el Parma de Italia, el Newcastle de Inglaterra, Palmeiras y Fluminense de Brasil y el Atlante de México.

El coordinador residente y humanitario de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, denunció en diciembre que la extorsión afecta fuertemente a los habitantes de esa y otras regiones del país, incluso a los más pobres, a quienes grupos armados cobran "impuestos" ilegales por cualquier motivo.