Carlos Sánchez: Volvió para quedarse

La “Roca”, como le dicen por su fortaleza en el medio campo, regresó a la titular en la derrota ante Costa Rica y, a pesar del mal resultado, demostró que tiene nivel para ser inicialista en el resto del torneo.

Carlos Alberto Sánchez fue el de mejor rendimiento con la selección de Colombia en la derrota frente a Costa Rica.
Carlos Alberto Sánchez fue el de mejor rendimiento con la selección de Colombia en la derrota frente a Costa Rica. EFE

Hace un año, en medio de la Copa América de Chile 2015, el jugador más importante de la selección de Colombia era Carlos Alberto Sánchez. De hecho, la gran figura en el único triunfo para la tricolor en ese certamen, 1-0 sobre Brasil, fue el chocoano. Además, tras su ausencia en el juego de cuartos de final con Argentina, por acumulación de amarillas, la selección nacional se enredó pues no encontró un relevo en ese momento y a la postre terminó eliminada de la Copa. Luego, cuando llegó al Aston Villa de Inglaterra, no contó con continuidad por culpa de las lesiones, y por esa misma razón no pudo seguir siendo un habitual convocado por José Pékerman en los más recientes partidos de eliminatoria al Mundial de Rusia 2018. Pero para la Copa Centenario, el DT argentino se acordó de él, le dio la confianza de integrar el grupo de 23 y, a pesar de no ser titular en los dos juegos iniciales, el sábado, contra Costa Rica, disputó los 90 minutos y demostró que sigue siendo el mismo y que su deseo es seguir siendo esa roca impasable en la mitad del campo.

Aunque en su club disputó 22 partidos, 1.080 minutos en toda la temporada, y sufrió el descenso, eso quedó atrás y a su llegada a la selección para esta Copa América afirmó: “Estoy bien, tuve problemas físicos que me impidieron estar en partidos anteriores o tener la oportunidad de integrar este grupo. Me siento muy bien físicamente, trabajé durante el período en que no tuve mucha competencia y si no estuviera en condiciones, creo que no estaría aquí, porque Pékerman no regala nada. Estoy feliz de estar acá y espero aportar”. A pesar de sus 30 años y de sus casi 70 partidos con la camiseta de la selección mayor, el chocoano aceptó con humildad el papel que le quisiera dar el DT.

Contra Estados Unidos fue al banco de suplentes, contra Paraguay también. Pero su momento llegó con Costa Rica, cuando incluso fue el capitán. Con el seis en la espalda, su afro al estilo de los Jackson Five y la misma entrega de siempre, el chocoano fue el más destacado de Colombia. No sólo recuperó sino que entregó bien la pelota. Además aportó en generación de fútbol con jugadas determinantes, como la del empate 1-1, cuando lanzó un pelotazo largo para Frank Fabra. “No hay tiempo para relajarme, soy un jugador que tiene mucha hambre, tengo sed de gloria, quiero dar lo mejor y que Colombia consiga cosas lindas”, destacó Carlos Sánchez.

Tanto fuera como dentro del campo es un líder. Aunque no hable mucho, por su timidez, con sus pocas palabras es certero. Los demás volantes de marca que integran hoy la selección lo ven como un referente y lo admiran y por eso él se arriesga a enviar mensajes como: “Son muchos los jugadores que quisieran estar en su lugar y ellos no tienen ese privilegio, así que una vez se ponga la camiseta de Colombia, no hay que devolverla más. Eso me lo dijo Jorge Luis Pinto: ‘No me la devuelva más’, y hasta el día de hoy...”, comentó el futbolista, que con 21 años debutó con la camiseta tricolor, gracias a un seguimiento que le hizo Julio Avelino Comesaña en el fútbol uruguayo, quien le contó al entonces seleccionador nacional, Jorge Luis Pinto, que había un volante de recuperación que marcaría diferencia.

El volante de recuperación que mejor rendimiento ha tenido en esta Copa ha sido Daniel Torres. No obstante, Sebastián Pérez y Guillermo Celis no se han destacado como en los juegos de eliminatoria, por eso se abre la posibilidad de que Sánchez regrese a la titular. No sólo sería un elemento que le daría solidez y experiencia al equipo, sino que podría mantener una de las ideas de juego que busca Pékerman en esta selección, que es que los volantes de marca aporten en la generación de fútbol.

“Yo estoy dispuesto para lo que pida el técnico. No tengo preferencia por jugar con uno o con otro, me adapto a lo que pida el profe y a mis compañeros”, comentó la Roca, quien ya demostró que volvió para quedarse.