Carlos Valdés: no al triunfalismo

El defensor cree que la clave para ratificar el cupo directo a Brasil 2014 será tener los pies sobre la tierra y afrontar con responsabilidad los juegos que vienen.

Carlos Valdés ha jugado cinco partidos como titular en estas eliminatorias al Mundial de Brasil 2014. A Bolivia le marcó gol. / EFE

Aunque Carlos Valdés pareciera un defensor central más de la selección de Colombia, por jugar en el fútbol colombiano y para muchos tener menos roce internacional que otros de los convocados, el vallecaucano de 28 años es uno de los hombres de confianza de José Pékerman. En los entrenamientos el argentino se le acerca muy seguido a corregirle movimientos, a indicarle cómo moverse en su zona de juego e incluso a reírse junto a él.

Valdés fue llamado a hacer parte de la selección cuando jugaba en el Philadelphia Union de Estados Unidos. En su momento causó sorpresa por tratarse de una liga en la que muy pocas veces se tenían en cuenta jugadores, así estuviesen en buen momento, como el caso de Freddy Montero. Pero eso poco le importó a Pékerman, que se la jugó por Valdés y él le ha respondido.

Carlos ha sido convocado 14 veces, jugado cinco compromisos como titular y marcado un gol, frente a Bolivia en el triunfo 5-0 en Barranquilla. Su titularidad frente Chile es una de las dudas de Pékerman. Sin embargo, Valdés, con la voz de mando que le caracteriza opina que los australes serán un rival muy complicado: “tienen el mismo deseo y anhelo de nosotros. No van a regalar nada, nos va a costar muchísimo en Barranquilla, pero como siempre lo hemos dicho: Nosotros trabajamos para superarnos a nosotros mismos. Queremos más, no ponemos límites ni nos queremos conformar con lo que hemos logrado hasta ahora. Pensamos en ganar los dos partidos que restan, sin importar los números para la clasificación. Debemos es dar lo mejor cada uno de nosotros cada vez que nos toque actuar”. 

Añadió que para él, la clave de este proceso de la mano de José Pékerman es la convicción: “más allá de las características deportivas, sus jugadores y el trabajo, creo que la ventaja de nuestro grupo es que tenemos las ganas de ir más allá, de conseguir cosas importantes para el país”.

El triunfalismo es algo típico de la cultura colombiana y ante eso Valdés cree que hay que ser muy cuidadosos, porque la historia y las experiencias anteriores han demostrado que “siempre hay que tener los pies sobre la tierra. No al triunfalismo y por eso creo que esta es una selección que ha madurado mucho, ha aprendido de todas las experiencias que hemos vivido antes, de los fracasos que nos pasaron jugando las eliminatorias anteriores, esta es una selección diferente. Nuestra mentalidad es de trascender e ir más allá, eso lo reflejamos en la cancha”, agregó.

El defensor es consciente de que en los últimos compromisos de la eliminatoria el nivel del equipo no ha sido sobresaliente como fue en algún momento: “creo que se hicieron partidos importantes, jugamos una etapa definitiva en la que todo se hacía más complicado. Por ahí el partido frente a Ecuador, en el que llovió y se retrasó el compromiso, nos pudo haber desestabilizado un poco. Pero igual seguimos mostrando jerarquía, personalidad para avanzar de esta fase y llevar al equipo nuevamente a un mundial después de 16 años”.

Grupo completo en Barranquilla

Los 27 jugadores que convocó el técnico José Pékerman ya se encuentran en el hotel Sonesta de la ciudad de Barranquilla, concentrados para el juego del próximo viernes frente a Chile en el estadio Metropolitano. Ayer, en la sede deportiva de la Universidad Autónoma del Caribe, a las afueras de la capital del Atlántico, hizo su primer trabajo de campo la selección nacional. Hasta el momento no hay novedades médicas y el grupo de convocados está a disposición del técnico José Pékerman para actuar. Camilo Zúñiga fue el único afectado y en su reemplazo se convocó a Santiago Arias, lateral derecho del PSV Eindhoven de Holanda.