Las 'chicas superpoderosas' entrenaron a ritmo de vallenato