La clasificación de Santa Fe está en casa

A pesar de la derrota, el cuadro cardenal sigue en las primeras posiciones de la tabla y en las dos siguientes fechas de la Liga Águila jugará en El Campín.

Édison Toloza (der.) marcó dos de los tres goles del Júnior de Barranquilla ayer en el estadio Metropolitano.. / Cortesía El Heraldo
La que terminó este domingo fue una muy mala semana para Independiente Santa Fe. Además de caer el jueves 2-0 ante Mineiro de Brasil en la Copa Libertadores de América, anoche, con suplentes, perdió 3-1 contra el Júnior de Barranquilla en el estadio Metropolitano y aplazó su posibilidad de llegar a 30 puntos y asegurarse un cupo en los ocho finalistas de la Liga Águila.
 
Los dirigidos por el técnico argentino Gustavo Costas tuvieron un muy buen primer tiempo, en el que merecieron ir ganando el partido. Sin embargo, en la segunda parte cometieron muchos errores, que el cuadro tiburón aprovechó y de ahí la amplia diferencia en el marcador. Santa Fe sumó su segunda derrota del semestre, pero por calendario tendrá dos partidos seguidos en casa (frente al Deportivo Cali y Jaguares) en los que tendrá la posibilidad de sumar los puntos necesarios para clasificar.

A pesar de la nómina, con jugadores que nunca habían estado juntos en un partido oficial, el rendimiento de Santa Fe fue aceptable y los goles fueron puntualmente por errores individuales. Desde los primeros minutos el partido fue de ida y vuelta. Júnior, con jugadores de experiencia y talento como Macnelly Torres, marcó diferencia, pero en el cuadro cardenal hubo hombres destacados, como Luis Manuel Seijas, Yamilson Rivera o Armando Vargas. El marcador lo abrió el paraguayo Roberto Ovelar, quien tan sólo tuvo que empujar el balón tras un centro de Jorge Aguirre. Justo antes de esa jugada, Yamilson Rivera había tenido la oportunidad de vencer el arco del Júnior, pero definió sin potencia.

En vez de entregarse, Santa Fe se hizo fuerte ante la adversidad y comenzó a jugar mucho mejor que el Júnior, que de hecho, a lo largo del primer tiempo no se volvió a acercar con peligro. Luis Manuel Seijas y Armando Vargas fueron los encargados de llevar al equipo rojo, que no contó con buena definición, porque de lo contrario hubiera podido anotar y seguir de largo. Fue solo en el minuto 39 cuando, con un golazo, el barranquillero Armando Vargas igualó el juego. Él mismo cobró un tiro de esquina corto. Yamilson Rivera se la devolvió y desde unos 35 metros pateó y el balón al entró al arco por el ángulo superior izquierdo. Toda una joya de gol, parecido al que le anotó Rafael Santos Borré al Medellín en esta jornada.

Para el segundo tiempo el equipo albirrojo pecó al perder el balón en ataques propios y retroceder mal. Así fue como le cobró el Júnior y le marcó diferencia. Las capacidades de Macnelly Torres como lanzador ya son bien conocidas. Pues justamente con pases de él a Toloza, el equipo local marcó dos tantos para poner el 3-1 final. Lo que vale la pena abonarle a este equipo suplente de Santa Fe es que nunca bajó los brazos. A pesar de ir debajo en el marcador por dos goles, siempre insistió en jugar hacia adelante y en hacer una transición rápida de defensa a ataque. Jugadores como Baldomero Perlaza y Yamilson Rivera seguramente le van a servir al equipo para lo que resta de la temporada.

Son variantes importantes con las que cuenta Gustavo Costas, sobre todo Rivera, quien aunque por momentos pecó en la falta de precisión para entregar la pelota, es de esos diferentes, y con velocidad y talento puede cambiar partidos. Este domingo tuvo un remate en el palo y varias opciones de anotar, además corrió y se juntó bien con sus compañeros. Los principales errores fueron en defensa y ahí sí hay que mencionar que jugadores como Iván Rivas y el panameño Hárold Cummings no demuestran por qué llegaron como refuerzos. El primero no cumplió en la zona de marca, dio muchos espacios y no fue preciso al entregar el balón. Por su parte, el panameño Cummings no se entendió bien con Yair Arrechea, se vio falto de distancia y no brindó la seguridad necesaria.

En Liga quedan partidos para reponerse, pero esta semana el juego más importante para Santa Fe será el del miércoles en Chile ante el Colo Colo por la Copa Libertadores de América. No podrá perder el cuadro cardenal si quiere depender de sí mismo y clasificar a los octavos de final del torneo continental. Hoy el técnico Gustavo Costas viajará junto a cinco jugadores a territorio austral para preparar ese compromiso.