Colombia fue recibida con bombos y platillos en El Dorado

El equipo cafetero arribó a Bogotá después de su victoria en La Paz. Para los jugadores, es necesario mantener los pies sobre la tierra.

Los jugadores de la selección colombiana de fútbol arribaron en la mañana de este miércoles a Bogotá tras el triunfo por 1-2 frente a Bolivia por las eliminatorias sudamericanas, satisfechos pero dispuestos a seguir trabajando para sumar nuevos triunfos que los lleven al Mundial de Brasil 2014.

"Gracias a Dios este es un buen comienzo para Colombia, pero hay que seguir trabajando para seguir consiguiendo estos triunfos", señaló el defensa del Udinese de Italia Pablo Armero.

"Estamos muy contentos por el trabajo que realizó el equipo. Durante los 90 minutos se luchó mucho para lograr los tres puntos porque tuvimos muchas oportunidades para marcar. Ellos nos empataron, pero Colombia no bajó los brazos y pudimos ganar", comentó el delantero del Atlético de Madrid Radamel Falcao García.

El guardameta David Ospina, del Nice de Francia, reconoció la importancia de sacar un buen resultado en una plaza tan difícil como La Paz.

"Sabíamos que iba a ser complicado, en una plaza difícil, pero el grupo sacó mucha fortaleza y al final se saca este gran triunfo. Estas eliminatorias van a ser largas y muy complicadas porque todos los equipos se están preparando de muy buena forma".

Mientras que el defensa del Napoli de Italia Camilo Zúñiga expresó la emoción de haber ganado por primera vez en unas eliminatorias en La Paz.

"A más de uno se nos salieron las lágrimas por haber conseguido ese resultado, porque fue un partido donde sufrimos, pero supimos mantener el orden. Sabíamos que iba a ser difícil, pero se mostró esa jerarquía y esa personalidad que necesitábamos", dijo.