Colombia se instaló en Brasilia con la mira puesta en Costa de Marfil

El seleccionado nacional llegó a la capital brasileña en la tarde de este martes donde enfrentará el próximo jueves al combinado africano.

AFP

La Selección Colombia se instaló en Brasilia donde este jueves enfrentará a su similar de Costa de Marfil, en un partido donde espera su segunda victoria en el Mundial Brasil 2014 y lograr por primera vez en la historia del combinado nacional su pase anticipado a los octavos de final de un campeonato del mundo.

El seleccionador nacional, José Pékerman, viajó con los 23 convocados a la capital brasileña, donde está incluido el delantero Carlos Bacca, a quien se le confirmó el lunes una contractura muscular y es el único jugador con el que no puede contar en el segundo partido del campeonato, para el que recupera a Fredy Guarín, que se perdió el debut a causa de la expulsión que sufrió en Asunción ante Paraguay en el último partido de las eliminatorias.

Tras los dos días de práctica diferenciada y reducida, este martes el combinado nacional trabajó a puerta cerrada con la mira puesta en Costa de Marfil. José Pékerman insistió en aspectos tácticos y en la estrategia. Le preocupa al argentino la versatilidad de su rival, Costa de Marfil, un conjunto anárquico pero imaginativo. Con poca disciplina en la zaga pero capaz de resolver contratiempos en dos minutos tal y como sucedió ante Japón, cuando el equipo africano remontó la ventaja en dos minutos.

Colombia, aunque aún tiene margen de error, afronta el duelo ante el equipo marfileño como su primera final, puesto aunque tiene un último partido contra Japón, no quiere llegar a la última jornada pensando en números para clasificar.

El equipo de Pékerman puede sellar su pase en Brasilia, a donde llegó por la tarde procedente de Cotía. Viajó con tiempo la expedición de Colombia, que el miércoles hará el reconocimiento del campo y el entrenamiento oficial en vísperas de su segunda cita en Brasil 2014.

En el once inicial no se vislumbran cambios, Teófilo Gutiérrez es la primera carta en la ofensiva y Cristian Zapata es el elegido para ocupar el espacio que dejó Luis Amaranto Perea. Puede que con  el hecho que Fredy Guarín esté habilitado toque la mitad de la cancha.