En la final de ida no se hicieron daño: Tolima igualó 0-0 con Santa Fe

En un juego sin emociones, el empate deja una serie abierta en donde el próximo domingo 18 en Bogotá, los dos equipos tendrán que demostrar con buen fútbol las intenciones que tienen para quedarse con el título colombiano.

El próximo domingo en El Campín, Santa Fe espera dar una nueva vuelta olímpica.

El primer partido de la gran final de la Liga Águila, entre Deportes Tolima e Independiente Santa Fe, se dio tal y cual se esperaba. Ninguno de los dos equipos arriesgó más de la cuenta y por eso la segunda estrella de 2016 se definirá el domingo en el estadio El Campín, desde las 6:00 p.m. (Vea: "En Bogotá esperemos que Santa Fe salga a proponer": Alberto Gamero)

Los pijaos, que buscan su segundo título, tuvieron apenas 15 minutos de empuje, en los que arrinconaron a su rival, pero después bajaron la intensidad y les permitieron a los cardenales manejar el juego sin mayores contratiempos.

En Bogotá seguramente se verá un duelo muy similar, porque está claro que ambos se sienten más cómodos cediéndole la iniciativa al contrario y contragolpeando.

Santa Fe, en busca de su novena corona local, completó 14 fechas invicto en el torneo, con ocho triunfos y seis empates, lo que demuestra su solidez, mientras que Tolima volvió a ceder puntos en casa, aunque se ilusiona porque de 12 juegos como visitante este semestre, apenas perdió dos.

En realidad, el doble cero en el resultado refleja perfectamente lo que pasó en el gramado del estadio Manuel Murillo Toro, al que asistieron cerca de 25 mil espectadores. Tolima tuvo dos opciones de gol en la primera mitad, una que salvó el defensa Héctor Urrego y otra que desperdició el panameño Gabriel Gómez. En el complemento apenas hizo un remate directo al arco, bien controlado por el arquero Leandro Castellanos.

Santa Fe generó todavía menos peligro en el arco de Joel Silva. En la etapa inicial Humberto Osorio Botello casi sorprende al golero con un remate desde 25 metros y en la segunda mitad Ángelo Rodríguez por poco comete un autogol, después de un tiro de esquina.

Este Santa Fe que dirige el argentino Gustavo Costas es por momentos demasiado defensivo, pero sin duda tiene el ADN del club cardenal. Es un equipo de garra, entrega y disciplina. Aguerrido y luchador, que no da ninguna pelota por perdida. Así ha sabido sortear rivales de peso y tradición como Medellín y Nacional.

Aunque probablemente ahora podría tener mayor dificultad porque tendrá que salir a proponer, a atacar, una faceta en la que no es especialmente brillante, porque su estilo es simple, darle el balón al rival, defenderse con criterio y atacar con velocidad los espacios libres, esos que precisamente Tolima no le cedió y que seguramente cuidará celosamente en El Campín.

“Fue un partido disputado. Nos encontramos un equipo muy bien parado, que nos inquietó poco. Hubiera querido ganar, irme con ventaja, pero siento que la serie está empatada y allá podemos hacer mucho daño”, advirtió el técnico pijao, Alberto Gamero, mientras que Costas, satisfecho pero no confiado, señaló que “no tenemos jugadores para poder tener más la pelota, nos cuesta tenerla, es verdad, por eso hemos adaptado el equipo para que se dedique a hacer lo que hace con mayor eficiencia”.

Alineaciones:

Deportes Tolima: Joel Silva; Didier Delgado, Sergio Mosquera, Fainer Torijano, Danovis Banguero; Luis Paz, Gabriel Gómez, Cleider Alzate, Marco Pérez, Armando Vargas y Ángelo Rodríguez.

Entrenador: Alberto Gamero.

Independiente Santa Fe: Leandro Castellanos; José Moya, William Tesillo, Héctor Urrego, Juan Daniel Roa, Sebastián Salazar, Yeison Gordillo, Leyvin Balanta; Jonatan Gómez; Humberto Osorio Botello y Ánderson Plata.

Entrenador: Gustavo Costas.

Estadio: Manuel Murillo Toro de Ibagué.