"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 4 horas

Copete y Mondragón: el alumno frente al maestro

Independiente Santa Fe recibirá a Deportivo Cali en El Campín este sábado desde las 7:45 p.m.

Faryd Mondragón./EFE. Jonathan Copete./Gustavo Torrijos

“Hey, pelao, ¿a vos te gusta el fútbol?”, le dijo Marino Delgado a Jonathan Copete, cuando era un niño de 11 años que vendía periódicos en el barrio San Fernando de Cali. “Sí, obvio, me encanta”, le respondió. Ese diálogo se dio un sábado a las 8:00 a.m., mientras Marino hacía en una buseta el recorrido de su escuela de fútbol MD Soccer Store. “Mi mamá, que iba al lado mío, me dijo que ese muchacho tenía pinta de futbolista, que le debía brindar ayuda e invitarlo a jugar en nuestra escuela”. Le hizo caso a su madre, le dio $10.000 y le dijo que lo esperaba a las 10 de la mañana para el entrenamiento. Dudando del cumplimiento del niño continuó su recorrido, pero fue una sorpresa cuando, faltando cinco minutos para que se cumpliera la cita, el niño llegó caminando con ganas de jugar.

Le prestaron unos guayos, unas canilleras y unas medias y le dieron la oportunidad de jugar. “¿Quién es ese pelao tan bueno?”, preguntó uno de los entrenadores. Su flacura llamaba tanto la atención como su habilidad con la pelota. “Ese es Jonathan Copete. Mucho ojo, porque dará de qué hablar”, dijo Marino, orgulloso de su descubrimiento.

Dos años continuó entrenando Jonathan en esa escuela y aunque seguía trabajando como voceador, ahí le ayudaban con los pasajes de los buses, implementos de juego y comidas. Luego, Marino y Faryd Mondragón se unieron y crearon una escuela que se llamó Nueva Generación, a la que entró a hacer parte Copete junto a otros talentos como Jhon Fredy Pajoy, hoy jugador del Pachuca de México, Wílmer Parra Cadena y Fredy Hurtado.

A Faryd le interesó la habilidad que mostraba Copete en los entrenamientos, así que cada seis meses que venía a Cali para visitar su escuela, proveniente de Turquía o de Alemania, en donde era jugador activo, se encargaba de enseñarle movimientos, definición y valores a Copete. “Faryd les inculcaba a los niños de la escuela mucha disciplina. Les decía todo el tiempo que debían ser buenas personas y esforzarse siempre al máximo”, cuenta Marino, quien asegura que todavía, cuando Copete ya es un jugador hecho y derecho, con experiencia en el fútbol colombiano, venezolano y argentino, habla con su maestro Mondragón.

Esta noche desde las 7:45 p.m. (Win Sports), en el estadio El Campín, cuando Independiente Santa Fe reciba al Deportivo Cali por la quinta fecha de la Liga Postobón, Faryd Mondragón y Jonathan Copete se cruzarán en un partido oficial. El alumno intentará anotarle un gol a su maestro por primera vez y aunque será suplente en Independiente Santa Fe, anhela entrar unos minutos. “Va a ser muy lindo, yo soy una persona muy agradecida con la gente que me ayudó. Faryd es uno de ellos. Espero poder anotarle por primera vez”, comentó el delantero cardenal a El Espectador. Por su parte, Mondragón expresó que “es una alegría ver triunfar a los muchachos que se formaron en mi escuela. Cuando los enfrento es especial para mi”.

El Cali llega como colero con un punto, mientras que Santa Fe es líder con 12 unidades, producto de cuatro triunfos consecutivos.

 

[email protected]

@luisguimonte