"Esto es de hombres": Leonel Álvarez

El técnico del cuadro azucarero dijo ser el único responsable del momento deportivo por el que están pasando.

El técnico del Deportivo Cali, Leonel Álvarez, dice que espera revertir los malos resultados, el próximo miércoles cuando su equipo debute en la Copa Libertadores. / EFE

Tras la derrota del Cali ante el Once Caldas por la mínima diferencia, el técnico del cuadro azucarero, Leonel Álvarez, dijo ser el único responsable del mal momento deportivo por el que están pasando, pero a su vez agregó que pronto llegarán los buenos resultados esperados por todos y pidió el apoyo de la hinchada, incluso en los momentos malos: “se necesita esa rebeldía del futbolista. Yo lo único que puedo hacer es arropar a estos muchachos. Indudablemente estos días han sido duros, porque son seres humanos que sienten. Queremos aislarlos de todas las situaciones externas, pero no es fácil”.

Y es que la campaña del conjunto vallecaucano en el torneo profesional colombiano no ha sido la que todos esperaban. En cuatro jornadas, Cali sólo ha podido conseguir un punto, en el empate a uno frente al Deportivo Pasto por la tercera fecha de la Liga. En su debut y con nómina mixta, cayó 2-1 en Tunja ante Boyacá Chicó; luego, en el Pascual Guerrero sufrió una dolorosa derrota 3-0 frente al Atlético Nacional, que lo hizo ver frágil en todos los sectores del terreno de juego.

Además, a la crisis deportiva que vive n en el club, se le suma la dirigencial, en la que María Clara Naranjo anunció el pasado jueves su retiro definitivo del Comité Ejecutivo.

¿Qué está pasando con el Deportivo Cali, que no ha podido conseguir buenos resultados?

Nosotros conseguimos logros que muchos equipos hubieran querido tener. Volver a certámenes internacionales, volver a disputarlos, es demasiado importante, poner al Cali en su sitio era nuestro objetivo. Es cierto que tuvimos una semana atípica y complicada, pero entre todos lo podemos cambiar.

Y en el torneo…

Ante Once Caldas merecíamos algo más, pero esto no es de merecimientos cuando no hay goles. Nos ha faltado puntería. Hacemos un autogol y después generamos posibilidades que fueron muchas, pero sí intentamos y además nos sacaron una de la raya. Esto no es como comienza, sino como termina.

¿Cómo corregir el rumbo deportivo del equipo?

Yo sigo con la frente en alto, porque no le debo nada a nadie. No sé si esos dos o tres que gritan son pagados. Pensaría, no sé, porque me da tristeza que cuando uno está en momentos difíciles es cuando debe arropar a sus hijos, somos una familia. Y estamos disputando cosas importantes y el equipo no jugó mal, faltó el gol. Indudablemente que esto es de resultados. Estábamos en un momento bonito, para disfrutar, y ahora estamos tristes, pero yo saco pecho y tengo que sacar toda mi fortaleza. No me voy, porque creo que hemos conseguido logros importantes para disfrutarlos y la vida me ha puesto en este camino otra vez, que es extraño y es raro, pero lo voy a vencer con los muchachos.

¿Todo lo que está sucediendo con el Cali afectará el ánimo del grupo para el debut en la Copa Libertadores esta semana?

Son más los hinchas buenos, muchos. Malos resultados los tienen todos los equipos, conseguimos en una maratón tan linda buenos resultados y resulta que ahora nada sirve. Aquí estoy yo, doy la cara, soy culpable de los resultados, pero a la larga esto puede cambiar y sé que tenemos con qué. Queremos ganar el miércoles con la ayuda de Dios y los poquitos o los muchos que vengan y nos respalden. Buscaremos ganar y avanzar, porque tenemos cosas importantes por conseguir. Hay que sacar fortaleza y con el grupo ahora más que nunca nos vamos a recoger y a sacar pecho. Queremos empezar con pie derecho en la Copa Libertadores.

¿Por qué ha sido tan difícil el arranque del equipo en la Liga?

Es algo raro, es la primera vez que lo vivo. He crecido más en estos ocho días. Pero bueno, nosotros tenemos el camino para cambiar esto a través de buenos resultados y yo no soy monedita de oro para gustarle a todo el mundo. Lo que sí puedo es mirar a todo el mundo a los ojos con transparencia. Desde luego no siempre el camino es de rosas, siempre va a ser una autopista. Hoy, a pesar que tuvimos siete opciones de gol, no encontramos al victoria. A la larga tiene que haber alguien que ponga el pecho y reciba todo. Estoy con más canas, duermo menos, pero me levantaré siempre con las mismas ganas de trabajar. Desde luego hay que mejorar, generar más fútbol, estar más concentrados. En el fútbol también vale defenderse. Tenemos que creer en estos muchachos. Esto es de hombres. Hay que sacar a esos dos o tres que insultaron, es gente que no tiene cultura. También entiendo que deben sentirse dolidos, pero así no es la manera de reclamar las cosas.