Debut amargo de Camilo Vargas con el Deportivo Cali

El guardameta se vio comprometido en el gol de América en la ida de los octavos de Copa Colombia.

Camilo Vargas debutó con el Deportivo Cali.

Una vez más, su primera reacción fue mirar hacia el suelo con las manos en la cintura: era su balón y está dentro de la red. Un error de Camilo Vargas, en su debut con el Deportivo Cali, dejó a América con vida en los octavos de final de la Copa Águila. No es el primer gran fallo este año. A la memoria llega ese balón que entró por el primer palo en el encuentro entre Argentinos y Lanús. Esos fallos lo sacaron de la Selección Colombia.

Esta vez, no hubo críticas. Deportivo Cali ganó y quedó a 90 minutos de los cuartos de final. Pero fue un debut amargo. El balón era de él. Solo había que asegurarla. Venía tan suave, que se le complicó. Vargas apenas pudo desviar el remate de Cristian Martínez Borja. EL balón se estrelló en la base del palo de la mano derecha y atento estuvo Efraín Cortés para meter el balón y descontar el encuentro a favor del cuadro escarlata que terminó el clásico con dos hombres menos.

Como otras veces, como cuan Ómar Mancilla del Deportivo Pasto aprovechó un error suyo en su debut con Atlético Nacional, o como cuando Maxi Velásquez (Lanús) le clavó un balón por el primer palo, fue duramente criticado por la prensa. Esta vez tampoco pasó por alto. Camilo Vargas ni miró a la tribuna, solo miró al suelo respiró profundamente y el partido continuó.

Después de una carrera consagrada en Santa Fe, Vargas dejó el club bogotano por Atlético Nacional. Aunque inicialmente Juan Carlos Osorio lo utilizó por delante de Franco Armani, con el tiempo el guardameta argentino se ganó el puesto y se inició una rotación que terminó con el bogotano en el fútbol argentino a préstamo por un año en busca de continuidad. Argentinos Juniors fue su destino, pero en los primeros cuatro encuentros que disputó recibió cuatro goles y perdió la titularidad. Este semestre llegó al Deportivo Cali con el que debutó en el clásico vallecaucano.

No hay explicación para este declive de un portero excepcional. Ni siquiera la edad. Tiene 27 años. Así que la fecha de nacimiento no justifica de ningún modo los reincidentes fallos de Vargas, que no son producto de una mala preparación física sino de inseguridades mentales y una pérdida de confianza en sus propias habilidades. Si su crisis comenzó por la rotación de Juan Carlos Osorio en Nacional, ahora parece que el portero que fue ídolo en Santa Fe se faltara al respeto a sí mismo.

El juego de vuelta por los octavos de final de la Copa entre verdes y rojos se jugaría el próximo 10 de agosto, así que ambos equipos desde ya empezarán a pensar en lo que serán sus partidos en Liga y Torneo de la B, respectivamente. El Cali se alistará para enfrentar este domingo a las 5:00 de la tarde al Atlético Nacional en Palmaseca, en un duelo trascendental para los azucareros. Por su parte, el América tendrá tiempo para planificar su encuentro del martes que viene frente a Leones en el Pascual Guerrero.