La defensa de Luis Páez

El delantero sigue entrenando con el Deportivo Pasto aunque los directivos habrían tomado la decisión de sacarlo del equipo.

Luis Páez, delantero del Deportivo Pasto. / Cortesía ‘Diario del Sur’
Luis Páez, delantero del Deportivo Pasto. / Cortesía ‘Diario del Sur’

Cuando llegó a comienzos de este semestre a reforzar la plantilla del Deportivo Pasto se esperaba que las noticias que diera este jugador vallenato fueran gracias a sus goles. Sin embargo, tres meses después, el nombre de Luis Páez está relacionado con actos de indisciplina que lo tienen a punto de perder su trabajo.

La noche del sábado 6 de abril, luego de perder 2-1 frente al Deportivo Cali en el estadio Libertad, de Pasto, el jugador salió con su compañero de equipo, el volante ofensivo Juan Sebastián Villota, a un bar de la ciudad nariñense. Según versiones periodísticas, los deportistas estuvieron hasta la madrugada tomando trago en ese lugar, pero el delantero asegura que “sólo fueron dos cervezas para celebrar el nacimiento de mi hija”.

Por esa situación los directivos tomaron la decisión de imponer una sanción a Juan Sebastián Villota, por ser un jugador del club, pero licenciar a Páez, quien había tenido actos similares cuando jugaba en el Júnior de Barranquilla.

El jugador de 26 años habló con El Espectador y comentó que aún no le ha sido notificada oficialmente la decisión por la cual saldría del club, que espera que los directivos le acepten su arrepentimiento y que lo que hizo fue para celebrar el nacimiento de su hija.

¿Qué fue lo que ocurrió la noche del sábado 6 de abril?

La situación fue que salí del partido, me vine para mi casa, vi televisión y me quedé dormido. Mi novia estaba en embarazo, así que como a la medianoche me llamaron a decirme que había nacido mi hija. Me puse muy feliz y quise celebrar. Iba a comprar dos cervezas para tomármelas en mi casa, pero en ese momento recibí una llamada de Juan Sebastián Villota. Le conté lo de mi hija y me dijo que había que celebrarlo, así que le dije que me recogiera para ir a comprar lo que nos íbamos a tomar. Cuando bajé a él le entró una llamada de unos amigos diciéndole que estaban en un sitio, él me dijo que fuéramos a tomarnos las cervezas y eso hicimos. Fueron dos y nos fuimos para la casa. Eso fue todo.

Pero si fue así, ¿por qué hubo tanto escándalo?

Lo que pasó es que hubo un periodista de acá que habló más de la cuenta, tanto así que ya se retractó. Dijo que supuestamente Juan Sebastián y yo habíamos salido borrachos de ese lugar, que habíamos discutido con otras personas y obviamente por eso fue que los directivos se fastidiaron. Varios compañeros del equipo confrontaron al periodista.

¿Cuál cree que fue su error?

Yo no conozco la ciudad, no conozco nada, le hice caso a Juan Sebastián y acepté ir a ese lugar. Soy consciente de que veníamos de perder un partido importante y que no era bueno que nos vieran en un sitio así. Lo que puedo asegurar es que no salimos borrachos ni hicimos escándalo; el error fue haber ido al lugar.

¿Pero del equipo fueron a visitarlos para comprobar su estado?

Yo no estaba en Pasto. Fueron a la casa de Juan Sebastián, lo revisaron y no lo encontraron ebrio ni con tufo. Él sólo quería celebrar conmigo ese momento tan especial del nacimiento de mi hija.

¿Cómo le notificaron que sería expulsado del Pasto?

Lo que pasa es que ellos me habían dado permiso para ir a estar con mi familia en Medellín después del partido. Yo fui, y cuando regresé me encontré con este problema. En esos días en que no estuve se reunieron los directivos y tomaron la decisión. Ahora que volví la sostienen, pero verbalmente; aún no he firmado nada. Tanto así que sigo entrenando con el equipo.

¿Ya ha podido hablar con algún directivo?

Lo primero que hice fue aceptar mi error con los profes. Pedí disculpas y les argumenté que simplemente quería festejar lo de mi hija. Ellos me aceptaron las excusas, pero me dijeron que la decisión ya la habían tomado los directivos. El miércoles hablé con uno de ellos, pero me dijo que la decisión ya estaba tomada y que quien decidía era el cuerpo técnico, por eso estoy confundido.

¿Qué siente luego de que multaran a Juan Sebastián pero a usted lo sacaran del equipo?

Yo hablé con Juan Sebastián y él me contó lo de su multa y de la oportunidad de seguir con el equipo. Lo que me duele es la reacción de los directivos. Ellos se reunieron con él, lo escucharon, y a mí me ha tocado estar detrás de cada uno de ellos para poderles contar mi versión y pedir excusas. Los técnicos dicen que deciden los directivos, y los directivos, que los técnicos.

¿Qué viene ahora para usted?

Espero que me den otra oportunidad. Tengo que esperar la decisión final de los directivos porque todavía no me la han dicho. Por ahora, debo seguir entrenándome acá en Pasto. Lo ideal sería que me dieran a mí también otra oportunidad. Sé que cometí un error, pero yo aquí vine fue a salir adelante en mi carrera.

[email protected]