Lo del Atlético Huila ya no es sorpresa

Bajo la dirección técnica de Fernando “El Pecoso” Castro estuvo cerca de las finales. Ahora, con otro grupo, volvió a clasificar a los ocho.

El técnico José Fernando Santa celebra el triunfo de su equipo, el Atlético Huila.

José Fernando Santa es un trabajador silencioso. No le gusta el protagonismo, pero siempre está en búsqueda de la perfección. Desde que debutó como técnico encargado de Atlético Nacional, en 2008, ha demostrado que le gustan los equipos que juegan bien. De hecho, pese a llegar como interino, terminó quedándose como DT en propiedad del equipo de sus amores. Como es habitual en el fútbol, y mucho más en Colombia, en donde no esperan y se pretenden resultados inmediatos, fue destituido y comenzó su travesía por equipos de la B. Primero Real Cartagena y luego Deportivo Pereira. Finalmente, cuando ya muy poco se hablaba de él, los directivos del Atlético Huila le dieron la oportunidad de heredar el proyecto que había liderado inicialmente Fernando El Pecoso Castro.

Fue un reto especial, porque tras el éxito logrado por El Pecoso, muchos de los jugadores importantes abandonaron el equipo para unirse a clubes más grandes. Claro que Santa tenía todo bajo control: trajo a futbolistas experimentados que le han sido fundamentales para reorganizar al grupo y así poder conseguir resultados. Aunque el tiempo de trabajo era poco, porque le tocó arrancar con un equipo totalmente renovado, confió en que los resultados volverían a ser tan positivos como los del semestre anterior.

“Los técnicos le apuntamos al mismo lado. El fútbol colombiano ahora es un fútbol de elaboración y obviamente le apuntamos a eso, sumado al orden, la actitud y resolver las tareas tácticas de la mejor manera posible. Cuando arrancamos, ya la mayoría de los equipos estaban armados, pero integramos un cuerpo de jugadores que reacondicionamos física y futbolísticamente”, destaca el antioqueño como la principal labor. Les devolvió la confianza a jugadores como Juan Esteban Ortiz, quien no era habitual titular en Millonarios; David Ferreira, suplente en Santa Fe; Yovanny Arrechea, prácticamente retirado. Además, les dio confianza a jugadores que ya estaban en el plantel pero no tenían muchas oportunidades y han sido ellos precisamente los que han entendido su función dentro del equipo y han dado resultados.

La garra del Huila ya se ha vuelto habitual. Desde aquel revolcón que le dio Fernando Castro al equipo, el conjunto opita es visto como un rival complicado, con mentalidad ganadora y capaz de pelear ante cualquier rival. José Fernando Santa ha sabido continuar con esa idea y a pesar de que hace un tiempo no se pensaba en un Huila peleando por estrellas, ahora es posible. En las tres últimas jornadas los rivales del cuadro amarillo serán Autónoma, en Neiva, y Júnior de Barranquilla y Deportivo Cali en condición de visitante.