"Dirigir a Júnior era un anhelo mío": Alberto Gamero

El técnico samario considera que era el momento adecuado para dirigir al cuadro tiburón, con el que trabajar para ponerlo a “jugar un buen fútbol”.

Alberto Gamero, entrenador del Atlético Júnior. / @Archivo
Alberto Gamero, entrenador del Atlético Júnior. / @Archivo

Alberto Gamero firmó en diciembre con el Júnior de Barranquilla. Se fue del Tolima luego de ser campeón de la Copa Colombia y subcampeón de la Liga, y con la convicción de que era el momento de cumplir el sueño de dirigir al equipo costeño.

Yo siempre decía que todo era a su debido tiempo. A mí me preguntaban, y más cuando venía acá, que si alguna vez me gustaría dirigir a Júnior y yo les decía que todo era en su momento y creo que esta Junta Directiva, tras ver los resultados y analizar los logros que conseguimos el año pasado, obteniendo el subcampeonato, inclinó más la balanza a mi favor y, bueno, no hubo ningún problema porque era una ilusión, un anhelo mío venir a Júnior”, son las declaraciones que recoge El Heraldo. (Alberto Gamero y el reto de dirigir su primer equipo grande)

El samario, además campeón en 2008 con el Boyacá Chicó, recuerda: “Tengo que confesar que tenía un nudo en la garganta porque cuando me ofrecieron el equipo yo estaba en competencia. Yo vine a Santa Marta el 22 de diciembre y el 23 tenía una cita con don Fuad Char y ‘Toño’ Char y prácticamente firmé mi contrato con ellos”.

Sus hijas, Adriana Lucía y Andrea Delfina, y su esposa, Adriana Góngora, lo acompañaron ese día. Después partió hacia su natal Santa Marta, en donde se reunió con un hombre que supo ser campeón con el Júnior en su faceta de jugador, “El Pibe” Valderrama. (La conversación entre Alberto Gamero y “El Pibe” Valderrama)

“Me fui para Santa Marta, les conté a mi mamá, a mis hermanos, a mi familia, a mis amigos, a mi gente más cercana. Y coincidencialmente ‘El Pibe’ estaba de vacaciones y fui a su cabaña y le comuniqué que ya había arreglado todo con Júnior y me dijo que bacano, que era lo que quería para mí y que podía contar con él para lo que fuera. Eso siempre ha sido así, ha sido muy especial conmigo”, expresó.

Trabaja con el objetivo de darle alegrías al excapitán de la selección Colombia y a toda la afición barranquillera. Lo anhela lograr con títulos y buen fútbol. “Jugué en Barranquilla y sé lo que es venir a esta cancha como jugador y también como técnico. Esta es una cancha linda para jugar un buen fútbol y armar un buen equipo. Eso es lo que quiero yo con Júnior”, dice quien considera que “llegar a Júnior es un sueño. Siempre quise hacerlo como jugador y nunca pude, no se me dio, pero siempre que venía a enfrentar a Júnior como técnico decía: aquí debe ser lindo ser técnico, debe ser bonito dirigir aquí, y yo no lo veía cercano, pero con el trabajo que hacía, con lo que he logrado, pues todo eso, poco a poco, me iba dando esa ilusión de dirigir un equipo grande como Júnior”. (Proyecciones y contrataciones del fútbol colombiano para el 2017)

Sobre cómo se dio la negociación para llegar a Barranquilla, el DT de 52 años reveló: “Supe del interés de Júnior a través de la radio, luego me llamó alguien cercano a un directivo y me dijo que estaban interesados. Yo le respondí que yo también tenía muchos deseos de venir, pero les pedí que me dejaran terminar el torneo porque en ese momento estaba en una final del fútbol colombiano y quería enfocarme en ella, pero sí les manifesté mi intención de que la idea me gustaba”.

Además, asegura que si el Tolima hubiera sido campeón (perdió la final frente a Santa Fe) la decisión habría sido la misma: “Yo vuelvo y repito, si hubiera sido campeón con Tolima, que era lo que yo quería,  de todas maneras mi decisión hubiera sido escoger a Júnior porque era mi ilusión. Significaba estar cerca a mi familia, a mi gente, a la Costa de la que me fui hace muchísimos años. Yo extrañaba esto, quería estar cerca porque ya llevaba 16 o 17 años sin trabajar por acá y era una ilusión volver”. (Todo el fútbol colombiano, aquí)

Alberto Gamero, que enfrentará a La Equidad en la primera fecha del campeonato colombiano, sentencia: “Yo cuando voy a un equipo voy con la ilusión de ser campeón. Mi objetivo al iniciar una pretemporada es buscar títulos y Júnior es un equipo grande que debe estar peleando los primeros lugares, eso lo sé yo. Y llegar a estos equipos es una satisfacción para uno porque la responsabilidad es muy grande. Como en todos los equipos en los que he dirigido, acá también me trazo metas y objetivos”.