Dos jugadores del América sufren asalto en el sur de Cali

Los uruguayos Aníbal Hernández y Pablo Fuentes, quienes se dirigían a un entrenamiento, fueron abordados por un hombre que se movilizaba armado en una moto.

Aníbal Hernández y Pablo Fuentes, jugadores uruguayos del América de Cali. / americadecali.co

Los uruguayos Aníbal Hernández y Pablo Fuentes, jugadores del América de Cali, sufrieron un asalto este viernes hacia las 7:00 de la mañana, cuando se movilizaban en un automóvil hacia un entrenamiento en el estadio Pascual Guerrero.

Los futbolistas fueron abordados por un hombre que se movilizaba en motocicleta y los amenazó con arma de fuego en un semáforo de la avenida Pasoancho con carrera 70, en el sur de la capital vallecaucana.

Según fuentes cercanas al equipo escarlata, el delincuente los despojó de sus relojes y sus celulares, pero no sufrieron afectaciones a su integridad física por lo que continuaron su camino a la práctica, que estaba pactada para las 8:00 de la mañana. (Lea también: El indignante atraco a Mayer Candelo y su familia en Cali)

“Nos paró una moto y nos quitaron el reloj y el celular. Lo importante es que ya pasó y ya nos enfocamos en el domingo (ese día, América enfrenta a Orsomarso por el Torneo Águila). Ahora, hay que estar un poco más atentos y nada más”, manifestó el arquero Fuentes.

El volante Aníbal Hernández, por su parte, se encargó de interponer la denuncia ante la Sijín de la Policía.

El incidente en contra de los jugadores de América, se presentó un día después de que la Policía de Cali anunciara una fuerte estrategia para combatir este tipo de hechos en la ciudad.

La institución roja publicó un comunicado en el que expresa su rechazó al atraco:

"América de Cali informa a nuestra afición, medios de comunicación y opinión pública en general, que esta mañana los jugadores uruguayos de nuestra institución, Aníbal Hernández y Pablo Sebastián Fuentes, fueron víctimas de un hecho delictivo en la Calle 70 con Avenida Pasoancho, cuando se dirigían rumbo al entrenamiento en el Estadio Pascual Guerrero.

Afortunadamente para todos, la situación no afectó la integridad física de nuestros futbolistas, sin embargo, rechazamos enérgicamente lo que está sucediendo en Cali con respecto a los hechos al margen de la ley que se vienen presentando, sumándonos a las miles de peticiones para que la seguridad en la capital del Valle mejore y este tipo de situaciones no se vuelvan recurrentes para ninguno de los habitantes de nuestra bella ciudad.

Quedamos muy atentos a las acciones que puedan realizar las autoridades competentes para aclarar lo sucedido, esperando que los causantes de este vergonzoso hecho, sean capturados y respondan por sus actos, que no solamente afectaron la tranquilidad de nuestros jugadores, sino que afecta también la percepción positiva de nuestra sociedad".

Cabe recordar que es el segundo acto al margen de la ley que se presenta en contra de futbolistas de los equipos de Cali en menos de una semana. Máyer Candelo, quien milita en el Deportivo Cali, y su familia, también sufrieron recientemente un indignante atraco.