El 'César' de Santa Fe

El presidente del cuadro cardenal ha conseguido dos Ligas y una Superliga desde su llegada en marzo de 2010.

Detrás de los buenos resultados deportivos de Independiente Santa Fe está César Pastrana, un hombre que desde que asumió la presidencia del club, en marzo de 2010, ha luchado por devolverle a la institución capitalina el protagonismo que había perdido en los últimos tiempos.

Pasarían dos años de su gestión para que el conjunto cardenal lograra su primer éxito deportivo: en el primer semestre de 2012 Santa Fe se coronó campeón de la Liga, tras 37 temporadas de espera; luego, en 2011, venció a Millonarios en la Superliga y ahora, ante Independiente Medellín, consiguió la octava estrella de su historia, que le permitirá disputar la Copa Libertadores de 2015.

Y es que el cuadro cardenal es un club diferente al de hace unos años. Hoy en día es uno de los equipos más sólidos del país, y el domingo en El Campín quedó evidenciado que el proceso y la gestión que lleva César Pastrana han dado frutos. 

¿Qué significado tiene este nuevo título para Santa Fe?
Es realmente la satisfacción de conseguir una nueva estrella para el equipo. Es consolidar todo un proceso que viene de hace varios años. Ya habíamos conseguido un título en 2012, tras 37 años de espera, y hoy, gracias a todos los que pertenecen a esta gran institución, estamos celebrando la octava estrella. 

¿En qué se diferencia la séptima de la conseguida ante el Medellín?
Las dos son igual de importantes para todos. La primera fueron 37 años de espera, fueron varios años en los que estuvimos inmersos en una sequía de títulos. Gracias a Dios hoy tenemos la satisfacción de que otra vez ponemos a Santa Fe en lo más alto del fútbol colombiano. Después de año y medio, volver a conseguir una estrella es un orgullo para todos. Lucirla en el pecho nos hace estar muy felices por el presente que estamos viviendo. 

¿Cómo es vivir estos éxitos como presidente de un club como Santa Fe?
Lo vivo con mucho orgullo, pero también con mucha humildad. Todo en el fútbol es muy cambiante, todos los días se vive de manera diferente, el domingo fuimos campeones y ahora tenemos que empezar a mirar el nuevo proyecto de 2015; vienen torneos internacionales. 

¿Dónde está la clave del éxito?
La continuidad del proceso. Siempre hay que confiar en el trabajo de todos, independientemente de que se consigan los objetivos. Tener una nómina con excelentes jugadores y tener una base sólida. 

¿En algún momento pensó que se le escapaba la estrella?
Antes que nada quiero hacerle un reconocimiento especial al Medellín, que hizo un trabajo espectacular en todo el campeonato. El domingo, tan pronto marcó ese gol cuando faltaba tan poco para que se terminara el juego, me pasaron muchas cosas por la cabeza, pero finalmente se nos dio. Pero bueno, afortunadamente nosotros estábamos muy bien dentro de la cancha y al final pudimos gozar las mieles de la victoria. Se sufrió bastante, pero después hubo una merecida celebración. 

¿Esperaba que Gustavo Costas diera resultados tan pronto?
La verdad es que Gustavo y su cuerpo técnico son ganadores. Con nosotros vuelve y revalida sus condiciones como entrenador. Hace unos meses estuvimos cerca de la Copa Postobón, no se nos dio pero gracias al trabajo y esfuerzo de él logramos la octava ante un gran equipo como el Medellín. 

Precisamente, ¿cómo hizo el grupo para fortalecer el ánimo tras caer ante el Tolima en la Copa?
No fue fácil. La verdad es que recomponer el grupo de ese golpe que nos dio Tolima fue muy complicado. Nos tocó trabajar mucho para subir la autoestima después de haber perdido el título en casa, pero entre todos logramos salir adelante. 

En la parte económica, ¿qué balance hacen?
Es muy bueno, a pesar de que fue un semestre muy duro, pero con las dos finales que tuvimos y contar con la gente que siempre nos acompañó en todo momento, creo que va a ser muy positivo. 

[email protected]

@manu2385