El descenso, un asunto de dos

Deportes Quindío y Cúcuta deportivo definirán en la última fecha cuál desciende directamente a la B y cuál jugará la promoción frente al subcampeón del torneo de ascenso. Huila se salvó y seguirá en primera

En marzo de 2011 un grupo de hinchas del Cúcuta Deportivo ingresó un ataúd al estadio General Santander. /EFE - Cortesía 'La oponión'

Luego de la penúltima fecha del fútbol profesional colombiano se definieron los nombres de los equipos que se jugarán el descenso directo o la promoción. Tras el triunfo del Cúcuta sobre Santa Fe, la derrota del Quindío ante el Once Caldas y la victoria del Atlético Huila frente a Alianza Petrolera, el conjunto motilón salió parcialmente del descenso directo y le cedió ese lugar al cuadro cuyabro , mientras que el Huila se salvó y jugará una temporada más en la primera A.

A lo largo del año Cúcuta y Quindío han estado luchando contra el descenso junto al Atlético Huila y los recién ascendidos Alianza Petrolera y Patriotas, quienes luego del sufrimiento pasaron el año y seguirán en la A.

A falta de una fecha para terminar el campeonato, el Quindío es en este momento el que iría directamente a la B, mientras que los motilones jugarían contra el segundo mejor equipo de la B en el año.

El cuadro cuyabro recibirá en el centenario de Armenia al Boyacá Chicó, mientras el Cúcuta tendrá la difícil tarea de visitar al Atlético Nacional en el estadio Atanasio Girardot de Medellín. En los papeles el Quindío tendría todo a su favor por jugar de local frente a un equipo que ya está eliminado y no tiene mayores presiones; mientras tanto, el cuadro rojinegro enfrentará, seguramente, a un equipo alterno, teniendo en cuenta que los verdolagas ya están clasificados y se encuentran participando también en la Copa Colombia, en la que disputarán la final frente a Millonarios.

“Para nosotros era una final, que nos tomamos con la seriedad del caso. Demostramos que tenemos un buen grupo, que tenemos fútbol y ganamos con garra, con huevos. En la ciudad de Medellín tenemos que jugarnos otra final que pueda dejarnos en la A”, comentó el delantero del cuadro motilón, Leonardo Castro, quien continuó diciendo: “De pronto nos faltaba ese envión anímico de los resultados positivos. En estas últimas fechas demostramos que tenemos equipo. Lastimosamente estamos en una situación penosa en la tabla”.

“Los jugadores se han entregado, hay gente con la que podemos contar en estos momentos. Nacional es de mucho respeto, hemos jugado partidos muy parejos contra los grandes y esperamos poder derrotarlos”, aseguró el técnico Julio César González.

Por parte del Quindío, el delantero Wilson Carpintero, uno de los jugadores más experimentados del equipo de Armenia, aceptó que “pasamos por un momento complicado, pero no nos podemos rendir ahora y hay que darlo todo en casa frente al Chicó para intentar revertir esta situación”.

Hace un año el Cúcuta jugó la promoción frente al América de Cali. En la ciudad azucarera ganó 4-1 y en su estadio perdió 2-1, con lo que se mantuvo en primera. Este año, de no descender directamente, nuevamente se verá forzado a jugar esa instancia.

 

Las cuentas del Cúcuta

- Ganarle a Nacional, sin importar el resultado entre Quindío y Chicó.

- Empatar con Nacional, siempre y cuando Quindío no le gane al Chicó.

- Perder frente a Nacional, pero que el Quindío no pase del empate con el Chicó. Así igualarían en 112 puntos y prevalecería su mejor diferencia de gol (-37 contra -64).

 

Las cuentas del Quindío

Sólo le sirve ganar contra el Chicó y que el Cúcuta no le gane a Nacional.