El guardián azul

Esta noche (7:45 p.m., Win) Millonarios se jugará su futuro en los cuadrangulares frente al Once Caldas, en Manizales.

Luis Delgado llegó a Millonarios para el primer semestre de 2010. / Andrés Torres

Se jugaba el clásico capitalino 269, Millonarios empataba 1-1 frente a Santa Fe y Luis Delgado estaba en el banco de suplentes del cuadro azul. La pasaba mal luego de sumar varios juegos sin ser titular y un momento estelar de su compañero Nelson Ramos. Sin embargo, en el minuto 30 del segundo tiempo, tras rotura del tendón de Aquiles de su colega, le tocó asumir, fue figura en la obtención de la estrella 14, desde ahí ha crecido de tal manera que es considerado uno de los arqueros más destacados del fútbol colombiano.

Como buen santandereano, tiene un carácter fuerte que le ha ayudado a sortear momentos muy complicados a nivel personal y profesional. Luego del comienzo arrasador del Deportivo Cali en el grupo B de los cuadrangulares, Millonarios no puede ceder en Manizales si quiere seguir soñando con la estrella 15. No obstante, Delgado afirma que “nosotros no necesitamos calculadora, sólo ganar. Primero pensamos en sumar de a tres y de ahí en adelante se comenzará a aclarar el panorama”.

¿En estos momentos los traiciona la ansiedad?

No. Contra Cali fue el único juego en que nos vimos desesperados, pero en los otros supimos buscar el resultado tranquilos, dándole manejo y buen trato al balón. En Manizales tocará igual.

¿Cómo es esa lucha por el puesto de arquero?

Róbinson Zapata y Nelson Ramos son grandes arqueros, son importantes porque gracias a ellos estoy en este buen nivel. El esfuerzo que ellos hacen también lo motiva a uno para hacer las cosas mejor.

¿Habla mucho con ellos?

Sí, tenemos una buena amistad. Siempre hablamos después de cada partido sobre las atajadas, los goles, del trabajo en general del grupo, y siempre sacamos nuestras conclusiones.

¿Qué consejos le da Hernán Torres, quien como profesional fue arquero?

Él cuando tiene que hacer una crítica la hace, siempre son constructivas. Por lo general el aporte de él con los trabajos de la semana es importante, vamos sacando conclusiones, corrigiendo y pensando en dar lo mejor en el siguiente compromiso.

¿Cuáles considera sus fortalezas?

Ser fuerte en los momentos de adversidad, en los que existe bastante presión.

¿Este es su mejor semestre?

Sí, pienso que es un buen momento en el que estoy. Se ha hecho un buen trabajo. Gracias a Dios he venido bien desde el semestre pasado. He sido importante no sólo para el equipo, sino para todos los hinchas de Millonarios. Esperemos que en Manizales podamos ganar y nuevamente comenzar a tejer el camino hacia otra final.

¿Cómo ve a los arqueros de la selección?

Son grandes porteros. Mondragón, con una amplia experiencia y recorrido. No es importante sólo por su gran nivel, sino porque sabe mucho de manejo de grupo y eso se necesita para lo que viene. David ha demostrado que tiene muchísimas condiciones, no sólo ahora con la selección, sino desde que actuaba acá con Nacional. Camilo es un arquero joven, con grandes virtudes y que igual va a tener su posibilidad para comenzar a actuar.

¿Se siente el mejor arquero de Colombia?

No soy quién para decir eso. Yo siento que debo darle lo mejor a mi equipo y ya.

¿Todavía ve posible jugar en Brasil 2014?

Siempre aspiro a tener esa posibilidad. En algún momento tuve la esperanza de poder estar, pero creo que eso depende del técnico. Ahora me queda seguir trabajando, mostrando lo mejor, con la fe intacta en que algún día podré llegar a la selección.