El Pékerman de la nueva administración

El técnico argentino, enemigo de los actos público, asistió al sorteo de la Liga Águila y atendió a los medios. Antes solo lo había hecho en ruedas de prensa, previas a los partidos.

Liga Postobón

Durante sus cuatro primeros años al frente de la selección de fútbol de mayores, el técnico José Pékerman demostró ser poco amigo de los actos públicos. Independientemente de los resultados, buenos entre 2012 y 2014, pero malos en 2015, asistió a los eventos estrictamente necesarios y apareció esporádicamente ante los medios de comunicación, todo eso con el aval del entonces presidente de Colfútbol, Luis Bedoya, quien blindó al estratega argentino y su grupo de colaboradores. De hecho, era él su único interlocutor.

Sin embargo, esa situación cambió radicalmente a salida de Bedoya de la entidad y el nombramiento de Ramón Jesurún como máximo dirigente del balompié criollo. En su primera reunión con Pékerman dejó en claro que todos los miembros del comité ejecutivo estaban autorizados para pedirle cuantas o explicaciones por sus decisiones, pero también para resolver sus inquietudes y colaborarle en la parte logística y administrativa. Al parecer, también le pidieron al entrenador mayor participación en los eventos de Colfútbol y sus patrocinadores.

Para sorpresa de muchos, Pékerman apareció el jueves en la noche en la gala de premiación de los mejores del fútbol local en 2015. Amable y cordial como siempre, pero mucho más accesible, el argentino participó de la celebración y atendió sin chistar a todos los medios que lo requirieron. Fiel a su estilo, fue político y cuidadoso al responder. Felicitó a los galardonados y reconoció su labor, así como la de los nominados que no ganaron. Expresó su preocupación por el nivel de buena parte de los integrantes de la selección, aunque confía en su pronta recuperación: “Estamos en un momento complicado, más de lo que esperábamos. Eso nos obliga a seguir observando jugadores nuevos, que nos puedan dar una mano. Tengo fe en que nuestros cracks en Europa se van a recuperar”.

Puntualmente habló de Falcao García, James Rodríguez, David Ospina y Camilo Zúñiga, todos fundamentales en su equipo. “A Falcao se le han venido todas juntas”, dijo sobre sus reiteradas lesiones y la falta de continuidad. “Tiene una gran fortaleza mental y en un par de semanas volverá a jugar”, agregó. Justificó la situación de James Rodríguez explicando que esa son las circunstancias a las que se expone una figura mundial en un club de tanta exigencia, pero “él es un gran profesional y va a salir adelante”. Con respecto a Ospina aseguró que “está trabajando normalmente y en cualquier momento tendrá su oportunidad de actuar, así como Camilo Zúñiga, quien sufrió mucho en el Nápoles, pero ahora en Bologna tomará un nuevo aire, lo vamos a seguir observando”.

Pékerman no dio detalles de su plan para los próximos partidos de la eliminatoria, en marzo 24 y 29 ante Bolivia y Ecuador, respectivamente, aunque contó que hará un par de micro ciclos con futbolistas de la liga colombiana. Lamentó, eso sí, que los juegos del repechaje para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, contra Estados Unidos, sean en esas mismas fechas y algunos jugadores del equipo de Carlos ‘Piscis’ Restrepo, con los que pensaba contar, no estén disponibles.

El técnico tuvo tiempo incluso para explicar que no ha pasado por su cabeza dejar la selección y que está “muy a gusto en Colombia”. Sigue “comprometido ciento por ciento con el objetivo de clasificar al Mundial de Rusia 2018 y por supuesto de hacer una buena Copa América a mitad de año, en Estados Unidos”.

Temas relacionados