'El Pibe' :"No hay que dar papaya"

Carlos Valderrama dice que no hay que confiarse este viernes (3:00 p.m., Gol Caracol) frente a Bolivia.

La selección de Colombia, ayer en su último entrenamiento para el juego de esta tarde. / Colfútbol
La selección de Colombia, ayer en su último entrenamiento para el juego de esta tarde. / Colfútbol

El calor de Barranquilla aumenta a medida de que se acerca la hora del partido de esta tarde frente a la selección de Bolivia en el estadio Metropolitano. Las únicas boletas en venta están en manos de los revendedores, quienes cobran hasta $500.000 por entradas que en principio costaban $200.000.

En medio de este ambiente de carnaval que se vive en la Arenosa, la voz del emblemático Carlos El Pibe Valderrama siempre estará autorizada para opinar sobre la selección que muchas veces integró y lideró por más de una década. Con su tradicional estilo relajado, aseguró que la clasificación se definirá en Barranquilla, porque ganando los cuatro juegos de locales se llegará al puntaje adecuado para sentirse en Brasil. “Aunque estemos cerca, no hay que confiarse. Afortunadamente tenemos un grupo que sabe que no hay que dar papaya ni comer carretilla”.

¿Cuál es la principal virtud del trabajo del técnico José Pékerman?

Recuperó la identidad del fútbol colombiano, eso nos da ilusión y credibilidad para seguir adelante.

¿Qué es lo que más le gusta de esta selección?

El equipo está jugando bien, tiene ganas, alma por el país y dentro de la cancha lo demuestra.

¿Hay que aprovechar esta generación?

Esta generación no se puede quedar sin un mundial. Ya estamos cerca, no hay que confiarse, pero creo que este grupo de jugadores nos va a dar la clasificación.

¿Hay similitudes entre este grupo y el de su época?

Este es mejor, tiene más experiencia, en nuestra época sólo había uno jugando afuera. Teníamos 26 años, ellos tienen menos. Este grupo nos puede dar más satisfacciones.

¿Quintero, James y Cuadrado son el futuro del medio campo ofensivo?

Sí, son tres muchachos que andan en muy buen momento y por eso están en la selección.

78 goles suman todos los delanteros convocados…

Goles tenemos, no hay problema por eso. Estamos en óptimas condiciones. Esperemos que nos den 90 minutos de alegría, porque lo que viene es una larga Semana Santa en la que va a haber tiempo para disfrutar.

¿Su delantera sería con Teófilo y Falcao?

Los cuatro delanteros están marcando goles. Equipo que gana no se toca. Teo está metiendo goles, entonces no veo por qué no sea titular junto a Falcao.

¿Y cómo trataría la suplencia de Jackson, ya que viene siendo goleador con el Porto?

Tiene que esperar, no podemos jugar con 20. Cuatro delanteros no pueden estar. Es lo mismo que pasaba en mi época. Los que jugaban eran El Tren y Faustino, los demás esperaban.

¿Pero cree que Falcao y Jackson son compatibles en el ataque?

Claro, dos goleadores pueden jugar juntos en todos los equipos del mundo.

Abundancia de goleadores, como en su época, ¿no?

Tal cual. Teníamos a El Tren y Faustino, Valenciano y Aristizábal, Pipa de Ávila y Tréllez... esas son las peleas sanas y qué bueno que las haya.

¿Cuál sería su defensa, que es en donde estarían las dudas de Pékerman?

Los laterales están claros: Camilo Zúñiga y Pablo Armero. Como centrales están Amaranto Perea y creo que Carlos Valdés, quien se ha ganado el puesto.

¿Qué recuerda de sus partidos frente a Bolivia?

Siempre fue difícil, allá era complicado, no podíamos ni correr, pero nunca perdimos. Acá no los pudimos golear, ganábamos con marcadores ajustados. Ellos tuvieron generaciones muy buenas.

¿Qué equipo boliviano veremos esta tarde en el Metropolitano?

Esta es una selección que juega bien, con el técnico que tiene ha demostrado mejoría y pienso que no hay que mirarlos por encima. Los partidos hay que jugarlos, en el fútbol no se puede ganar antes. Hay que tener mucho cuidado con ese exceso de confianza. Bolivia es peligroso, pilas.

¿Qué les diría a los jugadores de la selección en la charla técnica?

Tranquilidad, como estamos jugando, vamos bien. No podemos relajarnos, el ambiente es en las gradad. No hay que confiarse porque falta camino, cuatro partidos para el mundial, esta generación se lo merece.

¿Cómo se maneja el exceso de confianza?

No podemos comer carretilla. Los jugadores no pueden comer cuento, porque en la cancha es otra cosa. Yo veo en este un grupo centrado y fuerte.

El martes, ¿un partido importante frente a Venezuela?

Sí, todos son claves. Si ganamos los cuatro juegos que quedan en casa, estamos al otro lado, pero en Venezuela no nos vamos a regalar, porque ese es un rival directo. Todo lo que viene es duro y si jugamos bien lograremos el objetivo. Este equipo juega bien.