"El presidente sabrá por qué"

Fernando Salazar dio por terminado el contrato de Jorge Luis Bernal luego de la derrota 1-0 frente al Júnior de Barranquilla en Ditaires, en el debut de su club en los cuadrangulares semifinales de la Liga.

Jorge Luis Bernal ha sido técnico en Colombia del Deportes Tolima, Deportivo Cali, Cúcuta Deportivo, Once Caldas, Deportivo Pasto e Itagüí. / Luis Benavides

Sorpresivamente, luego de la derrota 1-0 frente al Júnior de Barranquilla en el primer partido de los cuadrangulares semifinales en el estadio de Ditaires, Itagüí se quedó sin técnico. El presidente Fernando Salazar decidió dar por terminado el contrato del tolimense Jorge Luis Bernal porque, según él, “Si usted tiene una empleada de servicio y le pide huevos y le hace torta, pues usted la saca, eso pasó con Bernal”, dijo el directivo a una emisora local.

Jorge Luis Bernal duró once meses al frente del cuadro antioqueño, con el cual tuvo una destacada actuación en la Copa Total Sudamericana, en la que llegó a los cuartos de final, dejando una buena imagen del equipo, que por primera vez jugaba un certamen internacional. Por otro lado, clasificó a los cuadrangulares semifinales. La sorpresa se da porque apenas iba un partido de esta instancia y aún quedaba mucho camino por delante. Sin embargo, para el presidente la situación era insostenible.

“El presidente nos dijo: ‘Quedan por fuera de la institución’. Carlos Mario Hoyos (asistente técnico) dijo que entonces él también salía. Se dio de la forma más amigable y de la manera más civilizada. Pienso que los trabajadores nos debemos a la lealtad, a la vocación de trabajo, a ser pertinaces, y eso es lo que hice en estos once meses en Medellín”, reconoció el técnico tolimense de 61 años, quien no ha podido ser campeón en Colombia a pesar de hacer buenas campañas con diversos clubes.

“Si es injusto o no, dejo ese análisis a la gente y a los periodistas. No quisiera armar la más mínima polémica, porque soy agradecido de las puertas que me abrieron. Cuando se cierra una es porque se va a abrir otra. Si Dios lo permitió es por algo”.

Sobre los argumentos que le dio Fernando Salazar para tomar la decisión, comentó: “Dio a entender que el equipo no le gustaba. Pero pues ustedes ya saben. Si Víctor Cortes, Luis Quiñones y Jorge Aguirre eran los que venían haciendo goles y no pudimos contar con ellos, pues perdimos goles. Dimos oportunidad a jóvenes y el resultado no se dio”.

Jorge Luis Bernal tenía un contrato a término indefinido, que permite que cuando alguna de las partes no esté satisfecha se pueda dar por terminado sin indemnizaciones ni otros gastos. Su relación con el presidente y dueño del equipo había sido difícil, porque en muchas cosas pensaban diferente. “No puedo mentir en que de pronto en ocasiones hubo confrontaciones. Pero son cosas normales que pasan. Nunca quedaron en un momento generando molestias, todo se solucionaba. Fueron enfrentamientos por conceptos y a veces es difícil que todos los seres humanos pensemos igual”, afirmó Bernal.

Se dice que lo que ocurrió con Gustavo Bolívar, quien fue visitado por su empresario en la concentración y lo obligó a abandonarla, no le gustó al presidente, porque supuestamente le habría pedido a Bernal no alinearlo frente al Júnior y éste no le hizo caso. Sobre ese tema el técnico no quiso entrar en detalles. “Lo último que quiero hacer es crear polémicas. De todas maneras, el tema Bolívar influyó en algo. Son cosas que son del interior de la Institución y ahí quedan. Yo no estaba de acuerdo en un procedimiento y nuestro directivo sí. Él pensó diferente y quizás eso sumó para que tomaran esa decisión. El presidente es ganador y él sabrá por qué tomó la decisión”, comentó.