El reversazo de Camilo Vargas

Nacional ya lo había anunciado como refuerzo para la temporada 2015, pero finalmente el bogotano se arrepintió.

Con Santa Fe, Camilo Vargas ganó cuatro títulos en siete años. / Luis Ángel

La semana pasada, en un comunicado oficial, Independiente Santa Fe anunció la salida de Camilo Vargas rumbo al Atlético Nacional. A la afición cardenal, que todavía celebraba de su octava estrella, la noticia le cayó como un baldado de agua fría y sus reacciones en redes sociales no se hicieron esperar.

Al otro día el propio guardameta, titular de la Selección Colombia en los últimos partidos amistosos, envió un motivo mensaje a los hinchas en el que les agradecía tanto cariño recibido. “Me voy con la satisfacción del deber cumplido después de siete años de trabajo en los que pude aportar positivamente al equipo para obtener cuatro títulos: dos de Liga Postobón, una Copa Postobón y una Superliga”.

Pero el lunes en la noche se escribió un nuevo capítulo de esa novela. A través de Twitter trascendió que el cuidapalos ya no se iría para el club verdolaga por motivos personales, situación que dio pie para que proliferaran diferentes versiones, como las de amenazas al futbolista e incluso mejores ofertas de equipos del exterior.

Sin embargo, este diario conoció que el arquero bogotano le rogó al presidente del cuadro cardenal, César Pastrana, que deshiciera el negocio con Nacional porque su deseo era permanecer en el equipo para disputar en 2015 la Copa Libertadores de América en la que Santa Fe compartirá grupo con Atlético Mineiro de Brasil, Colo Colo de Chile y Atlas de México.

La principal razón de Vargas para arrepentirse habría sido la falta de continuidad que podría tener en el equipo. Su paso a Nacional se habría dado por 1,2 millones de dólares y había arreglado un salario de unos 50 mil dólares mensuales. El amor por Santa Fe le valió más y por eso cambió de decisión.

Aunque Nacional envió un comunicado ayer en el que expresó que el arquero tiene un contrato firmado con el equipo y es esperado para comenzar la pretemporada el 8 de enero, Santa Fe confirmó que el bogotano se quedará en el cuadro albirrojo.Santa Fe apoya irrestrictamente esta decisión, declinando de paso la obtención de una importante suma, con tal de contar con el jugador para los importantes compromisos locales e internacionales que demanda la campaña 2015. Demostrando que para nuestra institución prima lo deportivo sobre cualquier otro interés”, dice el comunicado firmado por el presidente del club cardenal.

Nacional está reacio a arreglar con Santa Fe y asegura que el arquero tiene un contrato firmado con el club verdolaga. La novela todavía no ha llegado a su fin y, como si fuera poco, los primeros partidos del año para estos clubes serán el 25 y el 28 de enero, en la final de la Superliga.