"El triunfo es lo importante"

Poco a poco el defensa antioqueño se ha ganado el respeto de la afición embajadora, que al principio no lo quería. Un gol suyo le dio a Millonarios la victoria en el clásico ante Santa Fe, el sábado.

El defensa antioqueño Andrés Cadavid fue una de las figuras de Millonarios en el clásico frente a Santa Fe. / Andrés Torres

Para Andrés Felipe Cadavid no ha sido fácil ganarse el respeto de la hinchada de Millonarios. Llegó al club embajador en julio de 2013 con la difícil misión de reemplazar a Pedro Franco, capitán e ídolo del equipo. Además, la afición albiazul lo recordaba con rencor por el infortunado incidente en el que, jugando para el América de Cali, lesionó al volante uruguayo José Luis Tancredi, en 2011.

Pero el defensa paisa, nacido hace 28 años en Medellín, es un hombre de carácter y asumió el reto de vestirse de azul. El semestre pasado jugó 15 partidos y en el torneo actual lleva cinco, entre ellos el clásico del sábado ante Santa Fe, ganado por Millonarios gracias a un gol suyo, el tercero desde que debutó como profesional con la camiseta del Bello F. C. De 1,88 metros de estatura y 80 kilogramos de peso, Cadavid pasó después por Patriotas, América, Cali, San Luis de México y Envigado.

¿Recuerda el primer gol de su carrera?

Sí, se lo hice al Nacional, jugando para América. Después anoté uno con el Cali y el del sábado, ante Santa Fe.

¿Fue especial éste que definió el clásico bogotano?

Todos son especiales, todos tienen su alegría. Éste, por fortuna, nos dio los tres puntos, el triunfo es lo más importante.

¿A quién se lo dedicó?

Primero que todo a mi familia, que es la que siempre me ha apoyado y acompañado. Luego a todos mis compañeros, porque esto es un trabajo de todo el grupo y en Millonarios me han acogido muy bien.

¿Siente que ya se ganó el respeto de la afición embajadora?

Desde que llegué a Millonarios, y en todos los clubes por los que he pasado, siempre he tratado de dar el máximo con profesionalismo y entrega. Trabajo duro día a día para darle lo mejor a mi familia, pero trato de no ponerme a pensar en factores externos, porque eso lo desconcentra a uno. Las cosas se están haciendo bien y tal vez hay gente que haya cambiado de concepto sobre mí, pero no siento que me haya ganado un lugar aquí.

¿Está pasando por el mejor momento de su carrera?

Todavía me falta. Creo que mi mejor nivel fue en América, antes de irme para México. Acá estoy teniendo continuidad y eso me va a ayudar a lograr el rendimiento que quiero.

¿Se siente más cómodo jugando en línea de tres o de cuatro?

De las dos maneras me acomodo sin problema, pero el profe Lillo me ha dado mucha confianza y me permite explotar mejor mis condiciones.

¿Le preocupa la irregularidad del equipo, que hace partidos muy buenos y luego otros bastante discretos?

Este Millonarios está para cosas grandes, pero la gente debe entender que estamos en un proceso de acoplamiento y es normal que haya irregularidad. Estamos implementando un estilo diferente, que puede ser resistido al comienzo, pero estoy seguro de que el cambio va a ser bueno.

¿Influye en su rendimiento tener al lado a un líder como Román Torres?

Con él y con Oswaldo Henríquez nos hemos complementado muy bien, más allá de lo futbolístico son grandes personas y esa empatía lógicamente se traslada a la cancha.

El técnico les pide que salgan jugando, pero, ¿no es arriesgar demasiado?

La idea es que no perdamos la pelota rápido y si uno pelotea hay más posibilidades de que eso pase, pero lo que queremos es salir desde atrás si el rival no nos aprieta tanto.

¿Cómo se ha sentido en Bogotá?

Contento, todavía me estoy adaptando, porque es una ciudad difícil, en la que la gente vive apresurada y cada quien está metido en lo suyo. Me duele que quienes viven aquí no se sientan dueños de la ciudad y no tengan sentido de pertenencia. Pero en general a mí y a mi familia nos ha ido muy bien, y eso uno siempre lo agradece.

¿Cómo le ha parecido el torneo?

Bueno, parejo, apretado. Hay un par de equipos que comenzaron muy bien, pero otros irán mejorando su nivel, creo que la parte definitiva del campeonato será apasionante.

[email protected]

@Memordonez