Equidad dio el primer paso