Ganiza Ortíz: ya me siento competititvo

Hoy (7:45 p.m., Win), Millonarios recibirá al Atlético Nacional en el partido de ida de la final de la Copa Postobón.

Juan Esteban ‘Ganicita’ Ortiz sufrió una lesión de ligamentos en la rodilla izquierda hace seis meses. Ya volvió a jugar, pero ahora espera recuperar su puesto en la titular. / David Campuzano - El Espectador

En medio de la violencia del barrio Belencito Corazón de la Comuna 13 de Medellín creció Juan Esteban Ortiz, quien comenzó a jugar fútbol por recomendación de su hermano Carlos, aguerrido volante que hizo parte del Medellín y Santa Fe y al que le heredó el apodo de Ganiza, por su berraquera dentro del terreno de juego. Hincha del DIM, admirador de la Juventus de Italia y fan número uno de Juan Sebastián La Brujita Verón, Ganicita siempre pensó en fútbol. Debutó con el Medellín de Pedro Sarmiento en 2006. En 2011 llegó a Millonarios, en donde poco a poco se metió en el corazón de la hinchada y logró la estrella 14. El semestre pasado sufrió una rotura de ligamentos de la rodilla izquierda que lo alejó unos meses de las canchas, pero ya regresó y ahora es una opción para su técnico Hernán Torres para integrar la zona de recuperación. Hoy (7:45 p.m., Win) será alternativa en la final de la Copa Postobón frente a Atlético Nacional, en un partido especial para él porque desde niño fue seguidor del Poderoso y ganarle al cuadro verdolaga ha sido siempre una ilusión.

El paisa le contó a El Espectador lo que fueron sus meses de recuperación, su deseo de volver a ser titular y terminar el año con la Copa y la estrella 15.

¿Qué enseñanzas le dejaron las dificultades que vivió de niño en la Comuna 13 de Medellín?
Que uno en la vida tiene que ser un guerrero, vivir aspirando a cosas grandes, y eso fue lo que aprendí. Siempre la mentalidad en ese ambiente tan pesado fue ser una persona de bien. Por eso mis ganas dentro del terreno de juego. Aprendí que en cada partido debo entregar mi vida.

¿De qué lo salvó el fútbol?
De tomar el camino equivocado. Haber salido de la Comuna 13 es algo de lo que me siento orgulloso, pero fue un ambiente muy peligroso el que viví allá.

¿Quién le dijo que fuera volante de marca?
El profe Camilo Pérez, en las divisiones menores del Medellín. Se lo agradezco mucho. Antes era delantero o volante por fuera.

¿Su volante de marca favorito?
Para mí, Edwin Valencia es el mejor volante de marca colombiano. En el mundo admiro al alemán Bastian Schweinsteiger.

¿A cuál jugador es al que más le ha costado marcar?
A Néider Yesid Morantes.

¿Qué significa Millonarios para usted?
Mucho. Es un club grande, el que me ha dado la oportunidad de hacer lo que más me gusta. Tiene una de las hinchadas más grandes del país, así que ponerme la azul es un orgullo inmenso.

¿Quién es su parcero?
Lewis Ochoa. Los dos llegamos del Medellín, así que acá la amistad se afianzó mucho más. Es mi compañero de habitación, hablamos mucho y compartimos todo. Nos contamos secretos que nadie más puede saber.

¿Cómo fue su etapa de recuperación de la lesión?
Los primeros dos meses fueron muy duros, porque no podía asimilar mucho la lesión y la veía muy larga y complicada. Poco a poco tuve paciencia para seguir adelante y los tiempos se comenzaron a acortar. Uno en la vida tiene tropiezos y este fue uno para mí. Lo superé y por eso ahora estoy muy feliz.

¿Qué hizo en esos meses?
Compartí mucho con mi esposa Daniela. Recién casados había tenido que estar concentrado mucho tiempo, así que esta recuperación me sirvió para desquitarme y estar mucho tiempo con ella.

¿Cómo se ha sentido de regreso?
El primer partido fue como si fuera a debutar de nuevo. Volver a estar en una concentración y metido en el cuento me hizo muy feliz. Poco a poco iré retomando mi nivel. Ya me siento competitivo.

¿Qué significa enfrentar a Nacional?
Un partido que hay que ganar. Ahora mucho más, porque es una final y hay que ir detrás de la gloria. Para nuestra hinchada sería muy lindo poder celebrar un título contra los verdolagas. Para mí es un partido que quiero ganar, porque Nacional está jugando bien al fútbol.

¿Cómo vio el grupo a cuadrangulares de Liga?
Van a ser partidos complicados, todos los que clasificaron son peligrosos. Va a ser lindo ver estadios llenos y en ese sentido nuestra mentalidad es nuevamente ser campeones en diciembre.

¿La estrella será el regalo de Navidad?
Voy a pedirle a Dios mucha vida y salud, compartir con mi familia y un título para Millos.

[email protected]

@luisguimonte