Independiente Medellín, 100 años de lágrimas y glorias

El primer campeonato oficial que ganó fue en 1955 donde alcanzó 44 de 54 puntos posibles.

El Deportivo Independiente Medellín, el equipo del pueblo, fue fundado el 14 de septiembre de 1913 bajo el nombre de ‘Medellín Foot Ball Club’. Si bien su primer presidente José Luis Restrepo desde noviembre 14 de 1913 (según el acta del 15 de abril de 1914 y en la cual aparecían entre los fundadores Guillermo Greiffenstein, Rafael Uribe Piedrahíta, Martín del Corral y Enrique Villa Restrepo) era un prestante escritor de obras teatrales, su creación fue por intereses sociales y después de su primer hasta luego, sus nuevos jugadores actuaban con los pies descalzos y provenían de sectores pobres como La Asomadera de 1932.

Su principal gestor fue don Alberto Uribe Piedrahita quien acompañado por los mejores elementos de la sociedad del Medellín de entonces, hicieron realidad su viejo sueño. Los Tenientes Enrique Cubillos, Lorenzo García y Roberto Echavarría, Enrique Villa Restrepo, Jorge Bachman, Rafael, y Luis Uribe Piedrahita, Manuel Santamaría, Carlos, Juan y Germán Gómez Q., José Luis Restrepo, Martín y Hernando del Corral, Gustavo Correa, Alberto Lince, Jesús Echeverry D., José Restrepo V., Guillermo Greiffenstein, integraron también aquel equipo que con el paso del tiempo tuvo en sus filas otros personajes de la vida política y social de Antioquia.

Los baldíos y pastizales ubicados en lo que hoy es el centro de Medellín sirvieron como primeras canchas para el desarrollo de su fútbol y de la afición, mediante desafíos con otros equipos que también empezaban una historia similar.

El primer torneo que ganó el Medellín fue la "Copa Jiménez Jaramillo" en 1923, luego, por su organización, el Medellín fue base de las representaciones antioqueñas y Olimpíadas y Campeonatos Nacionales, obteniendo su más resonante éxito al ganar el Campeonato nacional de 1938.

En el primer campeonato oficial organizado por la Dimayor en 1948, Medellín terminó de séptimo. Años después, en 1952, por problemas económicos el DIM hizo el primer cese de actividades, que duro dos años. En su historia se registran varias situaciones en que el equipo no participó en los campeonatos, siempre por falta de presupuesto.

Para 1955, y tras dejar de lado la crisis, el equipo se coronó campeón anticipado al alcanzar 44 de 54 puntos posibles. Pero otro título en 1957 esperaría al equipo rojo, con Jose Vicente Grecco como goleador y Jaime "Manco" Gutiérrez, segundo en la tabla de artilleros, para alcanzar la segunda estrella.

Después de unas largas cuatro décadas, donde incluso tuvo un paso por Barrancabermeja, para convertirse por un año en el Oro Negro de dicha ciudad, el equipo logró la tercera estrella en 2002 con Víctor Luna y una corte liderada por Luis Amaranto Perea, Ricardo Calle, Roberto Carlos Cortés, John Javier Restrepo y Mauricio Molina.

 Ellos acabaron con la sequía y les mostraron el camino del éxito a los futuros ídolos que, en 2004, consiguieran una significativa corona privando del título a su rival de patio con la táctica de Pedro Sarmiento y el talento de David González, Néider Morantes, Rafael Castillo y Jorge Horacio Serna.

 Ganar ya no era una utopía para el Medellín. Por esa energía contagiosa fue que apareció otra generación exitosa liderada por su exjugador Leonel Álvarez. “Leo” armó un grupo tan competitivo que imitó los altos porcentajes del rendimiento del equipo de los cincuenta y otra vez liderado por “Choronta” Restrepo, Aldo Bobadilla, Felipe Pardo y Jackson Martínez, le puso en 2009 la quinta estrella a ese escudo al que sólo le falta expresar la emoción que lo embriaga por pertenecer a un club que llega a sus primeros 100 años de existencia.

Las épocas difíciles han sido muchas, las alegrías tal vez pocas, pero el sentimiento jamás se ha perdido y por eso en 2012 el equipo superó una crisis administrativa y gracias a la llegada de nuevos inversionistas y a la experiencia del técnico Hernán Darío “Bolillo” Gómez, se dio el lujo de cambiar la desazón por una final que sirvió para aumentar la ilusión de celebrar el primer centenario con la sexta estrella. Con ese fin se armó un gran equipo para el 2013 que pese a los tropiezos normales del comienzo mantiene la fe intacta para llegar exitoso a noviembre de este año y ratificar que es uno de los clubes más grandes de Colombia y Suramérica.