Jaguares, de gira por Colombia antes de llegar a la A

Nació hace 20 años en Girardot. Pasó por Palmira, Buenaventura y Sincelejo antes de llegar a Montería.

La celebración de los jugadores de Jaguares, nuevos inquilinos de la A. / Cortesía El Meridiano de Córdoba

La historia del nuevo equipo de la primera división del fútbol profesional colombiano, Jaguares de Córdoba, comenzó a escribirse hace algo más de 20 años en la capital de la República, cuando se fundó el club Academia Bogotana, que participó en las primeras ediciones del torneo de ascenso.

Ante la falta de apoyo gubernamental y de patrocinadores, en 1995 los socios del equipo decidieron negociar la ficha con el recién creado Girardot Fútbol Club. En el puerto cundinamarqués se vinculó como directivo Nelson Soto Duque, quien era gerente de Postobón en la región.

Varios años después el club dejó de contar con el apoyo de la empresa licorera del departamento y acepto una oferta para irse a Palmira. Un par de buenas temporadas en la ciudad vallecaucana terminaron con el cambio de gobernantes. “Es duro, pero es la realidad. En la B muchos equipos carecen de recursos propios y tienen que buscar financiación estatal. Siempre hay ofertas muy buenas, pero no siempre se cumplen y por eso los clubes cambian tanto de sedes”, explica Soto Duque, un apasionado por el fútbol, quien, cuando era empleado dirigía los equipos de la empresa, pero desde hace 18 años se retiró de Postobón, y se ha dedicado de lleno al fútbol.

“Nuestro camino ha sido largo y culebrero, como dicen. Ha sido un gran esfuerzo y nos hemos metido en muchos trancones, pero ha valido la pena”, agrega el dirigente nacido en Medellín.

En 2011 el equipo se radicó en Sincelejo, en donde apenas estuvo un año, porque no hubo entendimiento entere los directivos del club y los dirigentes locales.

“Y llegamos a Montería con la ilusión de quedarnos mucho tiempo acá. Tenemos el estadio Municipal en comodato por cinco años. Y la Alcaldía se ha unido con la Gobernación de Córdoba para ayudarnos, así como lo han hecho unas cinco empresas más. Nuestra idea es mantener un proyecto de ciudad - región, con la consolidación del equipo en la A y un programa de escuelas de formación”, explica Soto Duque, principal responsable de la campaña de Jaguares en 2014.

Con Álvaro de Jesús Gómez ganó el torneo en el primer semestre. Después tuvo al frente, durante un mes, a Gabriel Jaime Barrabás Gómez y finalmente le dio las riendas del equipo a Héctor Estrada, el mismo técnico que hace dos años había ascendido a Alianza Petrolera.

“Este es un club con un presupuesto acorde a la B, cercano a los dos mil millones de pesos. Poco a poco estamos mejorando nuestra infraestructura y esperamos que el ascenso a la A sea el paso definitivo para podernos consolidar como institución en una región que merece tener fútbol profesional y lo va a demostrar en 2015”, concluyó el presidente, un hombre que con su equipo recorrió casi toda Colombia antes de poder llegar a la élite de nuestro balompié.