Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 2 horas

Jonathan Gómez, un volante con alma de delantero

Los goles e individualidades del argentino fueron pieza clave para que el cuadro capitalino lograra llegar a una final más.

Jonathan Gómez, mediocampista de Independiente Santa Fe. Foto: AFP

Durante mucho tiempo Ómar Pérez comandó a Independiente Santa Fe. Hizo parte de los triunfos más recientes del club cardenal: la Copa Sudamericana y la Liga de 2014. Por su liderazgo y entrega en cada juego se ganó un lugar importante en la historia y en el corazón de los hinchas. Además, del título de capitán.

Sin embargo, desde aquel 9 de diciembre de 2015 cuando logró una de las copas más valiosas del balompié de la región, la Copa Sudamericana, su nombre dejó de resaltar en el club cardenal, para abrirle el espacio a otro argentino: el volante Jonathan Gómez.

Nació en Capitán Bermúdez, provincia de Santa Fe, Argentina, lugar donde empezó a jugar fútbol. Debutó en 2008 con Rosario Central, el equipo que lo ayudó a iniciar su carrera deportiva. Pasó por varios equipos de su país (Banfield, Arsenal de Sarandí y Atlético Tucumán). Posteriormente saltó al balompié español en el Real Murcia, pero el equipo no llegó a ningún acuerdo y Gómez se devolvió a Argentina.

Pero fue en Deportivo Pasto donde el argentino, de 26 años, encontró su mejor versión futbolística. Un desconocido internacionalmente se afirmó en Colombia gracias a su calidad técnica, y con su persistencia y entrega logró triunfar.

En su primer año con el cuadro pastuso anotó ocho goles, lo que hizo que varios equipos locales pusieran sus ojos en él.

Tuvo ofertas de otros combinados, pero decidió llegar a Santa Fe, porque, según él, es el equipo donde más cómodo se iba a sentir y podía demostrar su talento. No se equivocó. En la temporada ha demostrado que es un volante con alma de delantero, que le gusta patear al arco y marcar la diferencia. Además, logró alterar la mentalidad de los dirigidos por Gustavo Costas, que mostraban dependencia de Ómar Pérez.

Desde que llegó su objetivo fue claro: ayudar a Santa Fe a seguir siendo campeón de todos los torneos. Fue el líder del camino hacia la novena estrella y cumplió su meta. Ayer se coronó con Santa Fe campeón del torneo finalización, al vencer 1-0 a Tolima. Este es el segundo título que logra el argentino con el expreso rojo.

últimas noticias