Juan Fernando Caicedo renunció al Deportes Quindío

El atacante de 23 años, y segundo máximo goleador de la Liga con siete tantos se desvinculó del club porque dice querer acompañar a su madre quien sufrió hace poco una trombosis. Otras versiones apuntan a que estaba inconforme con el contrato que tenía.

Juan Fernando Caicedo, exjugador de Quindío.
Juan Fernando Caicedo, exjugador de Quindío.

Juan Fernando Caicedo vivía tranquilo en el barrio La Arcadia, cerca al estadio Centenario de Armenia, no sufría problemas de convivencia con sus compañeros en el Deportes Quindío y hasta protagonizaba su mejor campaña como profesional: segundo goleador de la Liga Postobón con siete tantos, luego de recuperarse hace un tiempo de una fractura de tibia y peroné. Pero el martes ni este miércoles se presentó a entrenamientos y decidió apagar su celular. La razón sorpresiva: renunció a su cargo. ¿Por qué? Hay muchas versiones, pero todo parece que, según indagó El Espectador, es por inconformidad contractual del delantero con la institución.

El antioqueño de 23 años, sin embargo, realizó declaraciones prudentes tras la noticia. Le aseguró a este diario que su madre Ángela Benítez sufrió hace poco una trombosis y que su hermano padece problemas renales desde que nació, por lo que prefirió acompañarlos en esta situación difícil. “Pensé mucho tiempo en tirar la toalla pero el aliento de mis compañeros no me dejaba. Ver, por ejemplo, a mi hermano hospitalizado en Medellín me daba muy duro. Pero esta vez lo pensé mucho y estoy seguro de mi determinación”, explicó el nacido en Chigorodó, criado en una familia humilde dedicada al negocio bananero en la zona.

“Hasta el momento no he tenido contactos con otros equipos. No sé cómo vaya a reaccionar el Quindío pero digo que mi desvinculación es por justa causa. Por ahora me entrenaré acá en Chigorodó, seguiré trabajando físicamente por si le intereso a algún equipo”, añadió el delantero que marcó 23 goles con Quindío.
La institución de Armenia, a través de un comunicado, aclaró que “a la fecha no presenta incumplimiento alguno en las obligaciones contractuales con el personal vinculado al club; motivo por el cual los rumores que circulan (sobre inconformidad contractual) no corresponden a la realidad actual”. De hecho, también habló el técnico Fernando ‘El Pecoso’ Castro: “Sabemos que dicen que renunció por falta de pagos, pero eso es falso, todos estamos al día”, dijo el estratega. Y añadió: “Es claro que los jugadores tienen derecho a progresar, pero no pueden dejar el puesto tirado, eso dice mucho de la persona, ya me contaron que hasta fue sacando hace días poco a poco las cosas de su apartamento”, añadió el entrenador.

Carlos González Puche, director de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), explicó el tema y aseguró que estaba asesorando al jugador sobre el tema: “Ese jugador se gana 1’200.000 de salario y 1’600.000 de bonificación y es esta última figura la que aprovechan los clubes en Colombia para incumplir pagos de parafiscales y auxilios. Lo que se gana es mínimo y se le están incumpliendo los derechos y por eso él puede desvincularse con justa causa. Y lo van a seguir haciendo muchos más futbolistas en Colombia (como Santiago Arias, exEquidad) si los clubes siguen incumpliendo de esa manera. Y por eso, conforme a la sentencia C-320 de 1997, el jugador queda con los derechos deportivos”, explicó González Puche, que recordó los casos idénticos de los futbolistas Óscar Murillo y Hanyer Mosquera, ahora defensas centrales de Nacional y Portland respectivamente.

Por ahora hay más versiones que certezas. El futbolista ya está en Chigorodó y seguramente el Quindío demandará ante la Fifa. El más perjudicado, eso sí, es el Quindío, que se juega en las próximas dos fechas el acceso a los cuadrangulares.