Juan Fernando Quintero: Lo de Falcao fue un golpe muy duro

El creativo paisa, de 21 años, es uno de los elegidos por el técnico José Pékerman para ir al Mundial de Brasil.

EFE

Cuentan aquellos que comparten los días con José Pékerman, que una de sus mayores virtudes es el ojo de lince que tiene a la hora de elegir jugadores. Y si a alguien le queda alguna duda, existe un caso testigo que se ocupan de mencionar sus hombres más cercanos: Lionel Messi. Porque aunque el primero que lo vio en acción fue Hugo Tocalli, antiguo colaborador del entrenador argentino, el que impulsó a La Pulga y convenció a sus padres de que jugara para la selección albiceleste en lugar de hacerlo para España, fue el técnico que hoy conduce los destinos de Colombia. Y Juan Fernando Quintero, salvando las enormes distancias que existen con el crack del Barcelona, es otro de sus descubrimientos. Fue Pékerman el que lo citó para la mayor cuando ni siquiera jugaba en Nacional. Después, la rompió en el Mundial Sub-20 y llegó su pase al Porto. Y tan conforme está José con el rendimiento del creativo antioqueño, que terminó prescindiendo de Macnelly Torres, más allá de que fue uno de los futbolistas con mayor presencia en las convocatorias durante las eliminatorias.

A los 21 años, Juanfer mostró el esplendor de su zurda ante Senegal, el sábado en el estadio de San Lorenzo, ratificando que es una de las mejores y más recientes apariciones del fútbol colombiano. Fue clave en los dos goles y surge como una buena alternativa para James Rodríguez. En diálogo con El Espectador, el mediocampista del club portugués afirmó: “Si seguimos por este camino, vamos a hacer un gran Mundial”.

¿Siente que se ganó la posibilidad de jugar el Mundial por el partido que jugó el sábado?

No creo mucho. Soy una persona tranquila con respecto a la convocatoria. Yo tenía que claro que, hasta que saliera, no me podía hacer ilusiones. Lo que puedo decir es que me siento contento por haber jugado, poder aportarle a la selección y tener el privilegio de jugar el Mundial.

Participó en las jugadas de ataque, se le vio activo. También, fue responsable de los goles. ¿Qué balance hace?

Yo creo que tiene que ver con las premisas que nos dio el cuerpo técnico y que contamos con compañeros que nos hacen las cosas más fáciles. Yo sólo hago las cosas que sé hacer para explotar mis cualidades y para eso me ayudan mucho las indicaciones que me da el profesor Pékerman.

¿Qué le ordenó?

El profesor me generó mucha confianza, me dijo que hiciera el fútbol que yo sabía. Son requisitos que uno tiene que cumplir. Estoy muy feliz por haber podido rendir como esperaban de mí.

Se lo vio jugando tanto por derecha como por izquierda, ¿se siente cómodo?

Son posiciones que yo conozco y puedo desarrollar en mi club. Se dio para aprovechar mejor los espacios del rival, así se dieron las circunstancias. Lamentablemente, hubo mucha fricción, no se pudo jugar de la mejor manera en el segundo tiempo, pero mostramos buenos momentos.

¿Cómo se siente en lo personal?

Tranquilo. Todos los jugadores tratamos de demostrarle al profesor nuestras ganas de ayudar, de colaborar con el compañero por el bien de la selección.

¿El empate es un síntoma para preocuparse, teniendo en cuenta que ganaban 2-0?

Yo creo que, a pesar del empate, nuestra selección está bien y encaminada para hacer un buen Mundial. Es un partido que nos deja un poco insatisfechos por lo que se intentó, por lo que se buscó y por las situaciones de gol que generamos. Pero también nos llena de esperanza para todo lo que se viene. Fue un amistoso, nada más.

¿Qué análisis hace?

Me parece que Colombia ha mostrado un buen rendimiento. En algunos momentos del partido nos costó, porque Senegal es una selección que en la mitad del campo usó muchos jugadores y no dejaron espacios libres.

Van a tener que jugar con otra selección africana, ¿les preocupa que también los pueda complicar?

Tenemos claro lo que representan las selecciones de África. Son fuertes, pero no podemos desviar nuestra atención. Tenemos que pensar en Grecia, que será nuestro primer partido en el Mundial.

Se le vio compartiendo buenos momentos con Jackson Martínez, ¿nace una dupla?

Con Jackson juego desde hace un año en Porto. Eso lo hace más fácil. Igual me entiendo con todos los delanteros de la selección. Con los jugadores que tenemos, Colombia puede marcar diferencias y hacer un buen Mundial.

¿Qué puede decir de Falcao?

Fue un golpe muy duro para todos. También, que no puedan jugar Lucho Perea ni Muriel. Vamos a tratar de hacer el mejor Mundial posible y se lo vamos a dedicar a ellos.