Juan Manuel Lillo: prefiero perder 5-0 que cinco partidos 1-0

Millonarios perdió su invicto en la Liga Postobón-II 2014 con una dolorosa derrota 0-5 contra Nacional.

Millonarios venía de sumar siete puntos en los tres primeros partidos de la Liga Postobón-II 2014, con cuatro goles a favor y dos en contra. Y en uno de los partidos clásicos de la cuarta fecha visitaba a Atlético Nacional que aún había sumado de a tres puntos en el campeonato.

No obstante aunque ambos equipos iniciaron de manera diferente en el torneo, la tarde del domingo se iba a teñir de verde luego de la aplastante victoria del cuadro antioqueño 5-0 sobre el equipo azul de la capital de República.

Goles de Francisco Nájera, Sherman Cárdenas, Daniel Bocanegra, Luis Carlos Ruiz y Edwin Cardona hundieron a los dirigidos por Juan Manuel Lillo, que sintió la expulsión de Andrés Cadavid finalizando el primer tiempo.

Sobre el partido el entrenador español precisó que “no hemos sido capaces de encontrar secuencias de pases que nos permitieran ordenarnos alrededor del balón como generalmente lo hacemos, nos encontramos incomodos. En esta ocasión ellos (Nacional) estuvieron mejor que nosotros y hay que empezar por ahí”.

A lo largo del partido las decisiones arbitrales generaron dudas, al respecto Lillo indicó. “Sí pueden tener algo que ver, no sé si con los goles, sí con el desarrollo del partido. Condiciona en un partido cuando hay un codazo contra un jugador tuyo y no lo echan, hubo una disparidad en las sanciones disciplinarias que pueden condicionar el juego que es inevitable no hablar de esas decisiones.  Justo es decir que todas eran para el otro lado, pero algún día nos tocará al revés”, aseguró.

El presente del club se ve muy frágil, precisamente la continuidad del español se ha puesto en duda, al respecto el entrenador indicó “por mí, no. Yo me voy para mi casa y a prepararme para el miércoles. Justo es decir que con respecto al torneo pasado llevamos dos puntos más, estas cosas pasan en el fútbol, a Brasil le metieron siete y ahí están”.

Además Lillo agregó “Llevo 32 años dirigiendo, me ha tocado meter cinco, que me metan cinco, comerme más que cinco, meter más que cinco, esto es fútbol”. Eso sí el español fue enfático al indicar que “prefiero perder un partido 5-0 que perder cinco 1-0”.

Millonarios se quedó con siete puntos tras su visita a Medellín, ahora con una diferencia de goles de -3. El equipo albiazul es séptimo en la tabla de posiciones con dos puntos de diferencia sobre el octavo que es precisamente el rival de la cuarta fecha. Ahora, el conjunto embajador pasará la página, a pensar en el próximo rival que es el Deportivo Pasto al que enfrentará el próximo sábado a las 8:00 p.m.