Largas filas por una boleta para la final