Leonel Álvarez, bicampeón con el rojo paisa

De la mano del técnico paisa, Medellín logró su sexta estrella en el fútbol colombiano. El estratega ya suma tres títulos en su carrera.
Leonel Álvarez, un técnico campeón

Leonel Álvarez, técnico de Independiente Medellín. Foto: Luis Benavides.

Desde Remedios, Antioquia, salió el nuevo técnico campeón del fútbol colombiano. Leonel Álvarez conquistó el sexto título para el Medellín y el tercero en su palmarés como director técnico. El primero fue en 2009, también con el Poderoso de la Montaña, y el otro con el Cali, en la Superliga 2014.

Cuando tenía dos años de edad, Leonel fue atropellado por un carro en su barrio, que lo dejó con heridas en todo su cuerpo, pero la consecuencia más grave la sufrió en la garganta. No podía emitir los sonidos de un niño de esa edad y su familia, angustiada, pensó en que nunca iba a poder hablar. Se equivocaron, pues toda su vida ha estado gritando y dando órdenes en un campo de fútbol. Primero como jugador y ahora como estratega.

Con la camiseta roja del Medellín debutó como futbolista profesional en 1983 y estuvo cuatro años defendiendo los colores de esa institución. También allí debutó como entrenador, en 2009.

El volante de la selección colombiana de fútbol entre 1985 y 1995, y que jugó 101 partidos con la camiseta amarilla, se pudo sacar la espina de la derrota en la final del año pasado, en la que perdió ante el Deportivo Cali y escribió otra página dorada en los libros del DIM y dejó otra copa en sus vitrinas.

“Somos muy buenos locales, sabemos lo que nos jugamos. Es el día más importante de la familia del Medellín”, había dicho previo al partido de ayer. Pues lo sabía e hizo respetar la localía y con el gol de Christian Marrugo en el primer tiempo pudo manejar bien el partido desde el banco y no hubo sorpresas en el marcador para que empezara la fiesta roja en toda Medellín.

Obligó al Júnior a irse al ataque y dejó espacios para aumentar el marcador, algo que sucedió en el último minuto de juego, también en los pies de la figura del Medellín durante todo el torneo.

Fueron 180 minutos de sufrimiento los que tuvo que soportar Álvarez en la serie ante el Júnior para sentir la satisfacción de salir nuevamente campeón de Colombia y darle una nueva alegría a una hinchada que ya lo considera un ídolo. Los dos últimos títulos del Medellín están marcados con su nombre.

Durante el transcurso del torneo fue subiendo el nivel del equipo y lo consolidó como uno de los grandes favoritos al título, cambiando su esquema respecto al rival de turno, algo que confirmó ayer cuando sonó el pitazo final y se abrazó con todo su grupo de trabajo y se colgó una nueva medalla en el pecho.

“Fue un semestre muy complicado. Toda la hinchada puede festejar este momento”, fueron sus primeras palabras como entrenador del equipo campeón.

Ahora el reto del entrenador, de 50 años de edad, será confirmar este buen torneo al frente del equipo, pues en el siguiente semestre deberá revalidar la estrella y enfrentar la Copa Sudamericana para intentar el primer título internacional para la institución paisa. El 2017 lo esperará la Copa Libertadores de América, competición que ya ganó como jugador en 1989 con el Nacional.