Lewis Ochoa: no hay favoritos

El lateral de Millonarios, cree que su equipo tiene con qué luchar por la estrella quince, pero vaticina unos cuadrangulares muy parejos.

Lewis Ochoa comenzó como delantero, sin embargo, Pedro Sarmiento lo utilizó como lateral y ahí comenzó su verdadera carrera. / David Campuzano

A Lewis Ochoa le tocó crecer en medio de la violencia que vivía el municipio de Carepa, Antioquia. Sus padres le prohibían salir a jugar fútbol después de las cuatro de la tarde. Le advertían que después de esa hora se calentaba la situación y en cualquier momento una bala perdida o algún acto de violencia lo podría afectar. A pesar de eso, no obedecía, y muchas veces salía a patear balones a horas prohibidas. Por herencia familiar, llevaba el fútbol en la sangre, así que poco a poco fue mostrando sus habilidades.

En un principio ocupó la posición de delantero, incluso fue goleador en un Pony Fútbol en Medellín. Unos años después Pedro Sarmiento, en las divisiones inferiores del Deportivo Independiente Medellín, lo ubicó como lateral derecho. Ahí ha dejado huella, y a pesar de no vestirse aún con la camiseta de la selección de Colombia es declarado uno de los mejores del país en esa posición, por lo que históricos del fútbol nacional lo piden para el equipo mayor. “Lewis es un jugador excelente. Creo que por lo que ha mostrado con Millonarios debería ser llamado a la selección, mucho más ahora que tenemos falencias en esa posición con la lesión de Camilo Zúñiga”, le dijo el gran Willington Ortiz a El Espectador en una conversación futbolera.

Este paisa de 29 años es uno de los jugadores más destacados de Millonarios. A lo largo del semestre su salida por el costado derecho y sus constantes centros han marcado diferencia y lo han convertido en uno de los mayores asistidores del cuadro embajador. Con su fútbol en ascenso, cree que Millonarios llega bien a los cuadrangulares y, a pesar de que los clasificados en este semestre son todos de peso, su equipo tendrá cómo luchar por la estrella. “Millonarios es un club grande con la obligación de pelear por todo. Esta semana nos jugamos la final de la Copa y luego le apostaremos todo a la Liga”, reconoció el 23 embajador.

¿Quién le inculcó el deseo de jugar fútbol?

Fue algo que venía en la sangre. Ver a mis tíos jugar fue algo que me invitó a seguir esos pasos. Nunca fue un hecho en especial o una recomendación de alguien. Se dio así.

Pero ¿quién era su ídolo de niño?

Nunca tuve ídolos. Siempre, desde que he visto el fútbol, me ha gustado simplemente jugarlo.

¿El fútbol lo salvó de algo?

Tuve que crecer rodeado de violencia por la región de donde vengo, sin embargo, siempre he tenido mis conceptos claros y lo que he querido en la vida. Nunca he tenido el riesgo de perder mi rumbo.

¿Quién es el mejor lateral derecho en Colombia?

Hay muchos que hacen bastante bien las cosas. Por ejemplo: Víctor Giraldo, Sergio Otálvaro y, claro, Lewis Ochoa (risas)

¿Y en el mundo?

Me gusta mucho el juego de Dani Alves porque me identifico un poco con él.

¿Cómo se describiría usted?

Como un jugador rápido por la banda y desequilibrante a la hora de apoyar al equipo en el ataque.

¿Qué mejoraría de su juego?

Mi debilidad es que no hago muchos goles.

En 2011 llegó a Millonarios. ¿Cómo ve al equipo ahora?

Millonarios ha cambiado mi vida. Es el club más grande del país y todo el que llega acá le coge amor al equipo y a la camiseta. Yo doy todo por ver a esta institución en lo más alto.

¿Qué opina de estos cuadrangulares con equipos grandes?

No hay favoritos. Todo el que clasificó a cuadrangulares fue por merecimientos. Hemos visto en los últimos torneos que todo es emocionante y creo que este será mucho más. Cualquiera de los ocho puede ganar.

¿Qué debe mejorar Millonarios para intentar llegar lejos?

Hemos venido mejorando. Es importante que mantengamos un equilibrio en la parte ofensiva y defensiva y eso va a ser muy importante para las semifinales. Los equipos, como lo he dicho, son todos fuertes, así que tocará mantenernos enfocados siempre y no ceder terreno.

¿Qué regalo va a pedir de Navidad?

La estrella 15 para Millos.