La Liga más apretada de los últimos años

Trece equipos pelean por avanzar a los cuartos de final. Ninguno está matemáticamente clasificado.

Jonathan Gómez (der.) lleva cinco goles en la Liga Águila.
Jonathan Gómez (der.) lleva cinco goles en la Liga Águila.

A tres fechas del final de la fase Todos contra Todos, la Liga Águila está más apretada que nunca. Entre el líder, Atlético Nacional, y el noveno en la tabla, Rionegro Águilas, hay apenas tres puntos de diferencia. Incluso el décimo tercero, Atlético Huila, tiene opciones matemáticas de meterse en los ocho equipos que jugarán los cuartos de final. (Lea: Así va la tabla de la Liga, cuando restan tres fechas)

En todos los torneos previos en los que se implementó éste sistema de juego, a estas alturas ya había algún club clasificado, pero esta vez incluso Nacional se podría quedar afuera. Eso sí, los verdolagas tienen, además de los tres partidos programados, un duelo pendiente contra el Atlético Júnior.

“Vamos a tener que establecer prioridades, aunque no renunciamos a nada, ni a la Liga, ni a la final de la Copa contra el Júnior, ni a la Sudamericana”, aseguró el técnico del verde paisa, Reinaldo Rueda, que espera que este miércoles su equipo supere al Coritiba de Brasil en el estadio Atanasio Girardot y avance a la semifinal del torneo continental.

“Si el equipo alterno responde, luchará por la Liga, porque está claro que el titular deberá comenzar a enfocarse en el Mundial de Clubes, en diciembre”, agregó el estratega vallecaucano, recientemente nominado al premio como Mejor Técnico del Año, por la revista France Football.

Tolima, Patriotas y Envigado tienen los mismos 29 puntos que Nacional y deben sumar al menos tres más para meterse en cuartos de final. “Estamos muy motivados, no queremos dejar pasar esta oportunidad de meternos en una semifinal, que es algo histórico para este club”, aseguró Diego Álvarez, el goleador de Patriotas y del torneo, con diez anotaciones.

Atlético Bucaramanga e Independiente Santa Fe escoltan a los cuatro primeros, con un punto menos (28). El conjunto cardenal ha sumado 13 de los últimos 15 puntos que ha disputado. “Está claro que hemos mejorado y que ahora estamos completamente metidos en la Liga, pero antes de pensar en una instancia posterior, hay que trabajar para asegurar la clasificación. Eso, por ahora, es lo único que nos preocupa”, admitió el técnico santafereño, Gustavo Costas.

Medellín y Millonarios, con 27 unidades en la tabla, cierran por ahora el grupo de los ocho. Los azules vienen de menos a más de la mano del argentino Diego Cocca y tienen un partido menos, el que está aplazado ante Júnior. Para los rojos el panorama es un poco más preocupante, porque con su empate del sábado en el clásico frente a Nacional, completaron seis fechas sin ganar en el torneo local. En la Copa Sudamericana, sin embargo, esta martes se jugarán como visitantes, ante Cerro Porteño de Paraguay, el paso a la semifinal.

Con opciones de meterse a cuartos están Águilas (26 puntos), Cali (25), Once Caldas y Huila (ambos 22), pero además de ganar sus partidos, necesitan que alguno de los de arriba sufra un traspié. “Sigo viendo el crecimiento del equipo en cada partido, si hubiéramos sido más regulares al comienzo hoy no estaríamos dependiendo de otros”, aseguró Mario Yepes.

Los otros siete clubes, incluido el Júnior, con 15 puntos y dos juegos pendientes, ya no tienen opciones de avanzar. Matemáticamente Fortaleza ya descendió. Chicó está a un punto de hacerlo y necesita un milagro, tres triunfos y tres derrotas del Pasto, para que los nariñenses ocupen su lugar en la B de 2017. Jaguares y Alianza Petrolera seguirán en la A al menos un año más.