"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 1 hora

Los antecedentes de Lazaga

El delantero paraguayo del Cúcuta anotó un gol con la mano. No es la primera vez que comete faltas al reglamento de este tipo. En su país ya había sido sancionado por una acción similar.

El Espectador

Corría el minuto 67 del partido entre Cúcuta y Quindío correspondiente a la última fecha de los cuadrangulares de asenso ‘extraordinarios’ que entregaban dos nuevos cupos a la primera división. El conjunto de la frontera se imponía por dos goles a uno y la tensión era máxima. En ese momento Marcos Lazaga, delantero paraguayo al servicio del conjunto de la frontera, aumentaba la distancia y anotaba el tercer tanto. Sin embargo, este gol debió ser invalidado pues lo convirtió con la mano en una violación al juego limpio.

A pesar de los reclamos de la gente del Quindío, el central Ulises Arrieta, convalidó la anotación que resultó definitiva para que Cúcuta lograra el ascenso. Por tal razón la Comisión Disciplinaria de la Dimayor estudia a esta hora en una reunión privada el caso del jugador paraguayo y determinará si le impone alguna sanción.

Cabe resaltar que no es la primera vez que Lazaga comete este tipo de actos y ya tiene un historial de sanciones en el fútbol de su país por este tipo de acciones.

En diciembre de 2008, el jugador Guaraní defendía los colores del Olímpia de Asunción y en un clásico contra Cerro Porteño fue expulsado, luego de recibir doble amarrilla, por el árbitro Carlos Amarilla cuando desvió intencionalmente el balón hacia el arco rival con la mano. Luego del encuentro el Tribunal de Justicia de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) aplicó una sanción al delantero de dos meses de inactividad y una multa de 8'490.000 guaraníes.

La respuesta de Lazaga

Al finalizar el partido entre Cúcuta y Quindio el pasado 20 de enero, los periodistas le preguntaron a Lazaga si el tanto convertido había sido con la mano y este aseguró que, “fue un rebote, no quiero hablar de esas cosas, eso lo van analizar ustedes, lo importante es estar en la A” y agregó que, “era un partido para ganar  medio a cero y lo importante fue que se empató y toca seguir disfrutando este ascenso”.

Los periodistas siguieron insistiendo en el tema y finalmente el paraguayo afirmó: “Qué mano, no no no, ni he visto el gol, no sé si la toqué con la mano, no te quiero decir que no la toqué”.

Al día siguiente el paraguayo denunció que había recibido amenazas de muerte por esa acción. "Por ese gol recibimos muchas amenazas mi familia y mi persona... Contemplo la posibilidad de regresar a Paraguay", declaró el jugador a RCN Radio. 

Además en la misma entrevista reconoció que había anotado ese gol de la discordia con su mano.  "Cuando saltó el central me empuja y cuando caigo quiero cabecear pero veo al arquero que se viene sobre mí y busco cómo protegerme, es ahí cuando siento que empujo el balón con la mano. Sin embargo no me di cuenta que la pelota entraba", declaró Lazaga.

En el Fútbol Profesional Colombiano solo existe solo un antecedente de sanción disciplinaria por parte de la comisión luedo de finalizar un partido. La recibió el delantero del Junior de Barranquilla en ese entonces, Émerson ‘Piojo’ Acuña,quien fingió recibir una falta en área y engañó al juez José Luis Niño, que ordenó el cobro de un penalti en contra del América. Por tal acción Acuña recibió una fecha de castigo.?