Los ases de Leonel Álvarez

El técnico antioqueño apostó por James Rodríguez y Dorlan Pabón y ambos le respondieron. Los erráticos defensas no lo hicieron.

Lo que dijo Radamel Falcao García fue claro: “Hoy ganamos pero tenemos que estar tranquilos; el camino es largo”. Su gol, a falta de un par de segundos para el final del partido este martes en La Paz, rompió el maleficio: 28 años sin que la selección de Colombia ganara en el estadio Hernando Siles de esa ciudad. Pero él fue prudente, porque acaso tiene razón: no fue el mejor partido de la selección.

Leonel Álvarez-como él mismo aseguró- tendrá que corregir muchos errores. Bastantes. Paradójicamente la selección dirigida hasta hace unos meses por Hernán Darío ‘El Bolillo’ Gómez había recibido todos los elogios por la prensa del continente por el sistema defensivo que utilizó en la Copa América. Fue el único conjunto que superó la primera fase sin encajar un solo gol.

Este martes en La Paz, con Leonel Álvarez en el banco, la defensa fue lenta, errática, desordenada. Luis Amaranto Perea, tal vez el que menos errores cometió, acaso extrañó a Mario Albero Yepes, quien estuvo ausente por lesión. La puntería no fue la mejor aliada de los bolivianos, de lo contrario, David Ospina regresa a Colombia con la bolsa llena de goles.

Cuando en la Copa América Carlos Sánchez le sacaba- y casi sin despeinarse- balones del pie de Lionel Messi, contra Bolivia no quitó balones. Abel Aguilar, que había sido uno de los más destacados en la tercera era de ‘El Bolillo’ por realizar una marca escalonada brillante junto con Sánchez, este martes en ‘El Siles’ fue lento. Llegó tarde a marcar y a recuperar balones. Atrás quedó ese doble marcaje que neutralizó a la misma Argentina en su casa.

Aunque, también paradójico, Leonel Álvarez le dedicó el triunfo a ‘El Bolillo’ Gómez: “Durante el tiempo en el que estuvo le puso amor y alma a esto. Por eso la victoria va dedicada al profesor, porque fue como si estuviese acá con nosotros”, dijo, casi llorando el DT antioqueño.

Álvarez, sin embargo, se la jugó en la titular. James Rodríguez, Teófilo Gutiérrez y Dorlan Pabón fueron sus ases y ellos le respondieron. James, apenas con 20 años, jugó los noventa minutos: la altura le importó –y le afectó- poco. Corrió, luchó, recuperó balones, asistió a sus compañeros, tiro centros, y hasta casi anota. Hizo de todo. No es casualidad que siendo un adolescente haya cosechado cinco títulos en los dos clubes del exterior en los que ha estado: Banfield de Argentina y Porto de Portugal.

El delantero antioqueño Pabón, a su vez, no fue tan efectivo a pesar de marcar el primer gol del juego. Pues, antes, había tenido al menos cuatro claras. Pero precisamente eso –mostrarse como opción en el ataque- era lo que quería Leonel. Así como quería el manejo en la mitad de Teófilo Gutiérrez, quien no lo defraudó. Tocó poco el balón, pero cuando lo hizo sirvió de pivote, abrió juego a Pabón y a James. El arquero Vaca aruñó un disparo suyo que iba hacia adentro del arco.

Y los cambios de Leonel, que había estado en La Paz como jugador en el empate 2-2 en 1996, le dieron frutos. Envió a Dayro Moreno por Dorlan Pabón, quien ya lucía cansado. Y a Falcao García, por quien el técnico boliviano Gustavo Quinteros cambió su esquema al no verlo en la titular, lo envío a la cancha por Teófilo Gutiérrez. Pues faltando segundos, en el contragolpe liderado por James Rodríguez, Dayro Moreno le dio el pase final a Falcao, quien en su segunda pelota la mandó a guardar.

Tal vez el cambio inexplicable de Diego Chará, por Fredy Guarín (figura hasta ese momento) no le surtió el efecto que esperaba. El moreno Chará dejó rematar a placer al volante Walter Flores, que empató el encuentro a falta de seis minutos para el juego del final. “Fue muy duro, cometimos errores. Pero ganamos por el amor a esta camiseta, acá ganamos por amor. Nunca nos rendimos”, dijo Freddy Guarín, uno de los más destacados.

Eso sí. El equipo, el de este martes, no será el mismo que enfrentará a Venezuela en la segunda fecha de las eliminatorias el próximo 11 de noviembre en el estadio Metropolitano de Barranquilla y tampoco cuatro días después contra Argentina por la siguiente jornada. El equipo pide que James Rodríguez siga siendo titular, y que ¿por qué no? Falcao y Teófilo jueguen ambos en punta. En La Paz, se juega con un equipo, el resto de las eliminatorias: con otro. Por eso las lágrimas de Amaranto Perea y del mismo Leonel Álvarez tras la victoria agónica de este martes.