Los escándalos de Jairo ‘El Tigre’ Castillo

El exdelantero de América de Cali fue denunciado por agresión.

Jairo 'El Tigre' Castillo y una carrera marcada por las polémicas. Foto: Archivo

Rapidez, precisión y agilidad. Esas eran las cualidades de Jairo ‘El Tigre’ Castillo cuando comenzó como futbolista. Era un diamante en bruto. Tenía todo para convertirse en un gran jugador de fútbol, lo demostró en su comienzo con América de Cali, equipo con el que se coronó campeón en 1996 y en 1999 en la Copa Merconorte, con Vélez Sarfield y con la Selección Colombia de Mayores, donde consiguió un gol muy recordado contra Chile en Santiago.

Pero todo ese talento y la capacidad que tenía con el balón se fue por el traste por su comportamiento. Cuando se pensaba que había aprendido de un episodio en el que estrelló su camioneta contra dos jóvenes que se movilizaban en una motocicleta en enero de 1998, en la madrugada del 20 de agosto de 2001 el jugador tumaqueño se vio envuelto en un escándalo que lo marcaría.

El 'Tigre' pecó con el alcohol. Según testigos, el carro donde se transportaba no se detuvo en un semáforo en rojo en una avenida de Cali, chocó contra un taxi, luego contra un poste del alumbrado y posteriormente volcado. Las hermanas Claudia y Katerine Ojeda perdieron la vida. ‘El Tigre’ se vio obligado a indemnizar a la familia de las víctimas y tras pagar fianza, pudo seguir jugando fútbol.

Ese incidente cambió la carrera Castillo. En ese entonces tenía todo listo para viajar a Italia a unirse al Génova. Pero el negocio se dañó y el tumaqueño tuvo que quedarse en Colombia para responderle a la justicia. Además, desde entonces no fue el mismo. Perdió la rapidez, la agilidad. Aún convertía goles pero no tenía la chispa que se le conoció en los primeros años.

Pero esto no le sirvió de escarmiento. En 2011 volvió a protagonizar un escándalo en el que había de por medio carros y tragos. El jugador se escapó de un retén de la policía en Cali. Cuando la fuerza pública le solicitó que detuviera el vehículo para realizar una inspección, aceleró su vehículo y se escapó del lugar. Las autoridades lo detuvieron ocho cuadras más adelante, pero para evitar cualquier tipo de examen, el jugador bajó de su auto y se fue del lugar en otro. Y en 2015 fue sorprendido en un control policial conduciendo bajo el influjo del alcohol. ‘El Tigre’ evitó a las autoridades y huyó del lugar.

Ahora un episodio de maltrato lo tiene en aprietos. El exdelantero de América de Cali fue denunciado por Adriana María Paredes por agresión. Según relató la modelo sucedió después de salir de una discoteca. “Nos dirigíamos a mi casa y empezamos a discutir por hechos que ocurrieron hace un año. Me empezó a agredir en la cara, cuello y el cuerpo, así que me bajé del carro y me fui para mi casa”, dijo al diario El País de Cali.

Lamentablemente la vida personal de Jairo Castillo se convirtió en noticia. Los tragos de más afectaron su carrera y lo complicaron judicialmente. La polémica siempre estuvo allí. Todo el potencial que tenía, esa agilidad que mostró, la rapidez física y mental para dejar atrás jugadores rivales se quedó en un abrebocas que al final sería empañado por el exeso.

Temas relacionados