"Los médicos están aterrados de su evolución"

Juan Carlos, hermano de Mario González, agradece al mundo del fútbol por el apoyo que ha recibido su familia. El 19 de Millonarios ya está en su casa.

Los jugadores de Millonarios le han demostrado a Mario González apoyo desde el primer momento de su enfermedad. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Era la noticia más deseada. Y aunque toda la familia añoraba ese momento, no esperábamos que fuera tan pronto. Se le había hecho a Mario un examen en la médula, el cual salió muy positivo, eso llevó a que los médicos nos dijeran que muy pronto saldría de la clínica. El miércoles al mediodía el doctor Guillermo Gómez le preguntó a Mario si quería salir. Él estaba desesperado ahí porque llevaba unos días bien y el ambiente de un hospital es estresante para cualquiera. En los últimos días ya se paraba de la cama y caminaba por los pasillos. El miércoles por la noche salió y fue muy feliz al llegar a su casa.

Desde el domingo ya veía televisión, obviamente partidos de fútbol, incluso el juego entre Millonarios y Quindío lo vimos todos en la casa. Se alegró mucho por el resultado y por el homenaje que le hicieron sus compañeros de equipo.

Aprovecho para agradecer a todo el mundo del fútbol por el apoyo que le han enviado a mi hermano. A él eso lo alegra mucho, yo lo puedo ver con su cara de tranquilidad, incluso creo que es algo que le da más ánimos para poner de su parte y volver a jugar. En estos días le mostré un mensaje que le mandó Mario Yepes, en el cual como capitán de la selección de Colombia mostraba el apoyo del equipo nacional hacia mi hermano. En estos días que ya está en su casa él entra a internet y puede ver la cantidad de mensajes. Muchas gracias nuevamente.

En su casa está acompañado por mi mamá, su esposa y su hijo. Yo a partir de ayer retomé mis labores, pero igual, por las tardes voy hasta su apartamento y comparto con él. Hablamos de temas familiares y del fútbol. Yo le conté a él todo el proceso que se vivió durante el tiempo que estuvo inconsciente. Le conté de cosas que se vivieron en la familia, de cómo iba Millos, cuántos puntos tenía, cómo estaba jugando, etc. Tratamos de no tocar el tema de la enfermedad, para que él mantenga la mente ocupada en otras cosas. No puede hablar mucho porque duró algún tiempo sin hacerlo y se cansa; sin embargo, poco a poco se irá soltando.

Todavía está un poco débil, con tanto medicamento que se le ha dado, eso es normal. No quiere recibir llamadas, ni visitas. Por ahora está muy agradecido con todos por el apoyo, pero quiere tranquilidad con su familia. Por lo menos durante los próximos 15 días no tendrá que ir a la clínica, se toma en casa el tratamiento y van a hacerle unas terapias para que no pierda tanto su estado físico.

No obstante, la recuperación de mi hermano va por muy buena camino. Los médicos están aterrados de su evolución y por eso la decisión de dejarlo salir de la clínica. Este tiempo que viene es de recuperar fuerzas, adaptarse a una alimentación normal. Antier comenzó a comer normalmente y eso creo que va a ser bueno para él. En 15 días se le hará una evaluación para ver cuáles son los pasos a seguir. Por ahora, nuevamente debo decirles a todos que muchas gracias por estar ahí, el #FuerzaMario le ha llegado a mi hermano y más pronto que tarde lo veremos de regreso a la cancha.

 

**Hermano de Mario.