Los pasos de Infantino en Bogotá

El dirigente suizo lanzó un programa educativo en la U. Sergio Arboleda, estuvo en la inauguración de la sede administrativa de la Federación y en un juego entre leyendas del fútbol mundial.

El equipo de estrellas que acompañó al presidente de la FIFA, Gianni Infantino.  / Cristian Garavito
El equipo de estrellas que acompañó al presidente de la FIFA, Gianni Infantino. / Cristian Garavito

El dirigente deportivo más poderoso del mundo, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, estuvo este lunes en Bogotá. El suizo, de 46 años, arribó al país el viernes pasado para participar de la gran final del Mundial FIFA Fútsal que se disputó el sábado en Cali entre Argentina y Rusia. Luego se trasladó a la capital del país para participar de varios eventos en los que estuvo acompañado por el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y de la cúpula del fútbol colombiano: máximo jefe de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún; su homólogo de la Dimayor, Jorge Perdomo, y el de la Difútbol, Álvaro González Alzate, entre otros. Infantino se mostró como una persona carismática, con sentido del humor y dispuesto a seguir manteniendo al fútbol como el primer deporte a nivel mundial.

El suizo se hizo presente a primera hora del día en el lanzamiento del programa educativo “Competidor integral”, que lanzó la Universidad Sergio Arboleda, el cual consiste en la articulación de los valores del deporte en la formación de los estudiantes de pregrado y posgrado. Infantino no sólo presenció la teoría del programa, también fue el encargado de dar la apertura a la exposición de La Expedición de Kiso-Capítulo 33 Escafandra, un museo del fútbol instalado en el centro de eventos de la universidad, con una colección de elementos icónicos sobre la historia del fútbol, como el balón con el que Brasil se consagró campeón del mundo en 1970.

“Estamos en el fútbol y debemos estar contentos, conscientes de que este deporte es algo especial: es pasión, es corazón, sobre todo en Suramérica. Es muy interesante estar aquí, hablando de fútbol y educación. El fútbol es una reflexión de la vida, que tiene mucha gente buena y mala también, pero sobre todo es una escuela de vida en la que se aprende a ganar y a perder. La alegría, la tristeza total, pero lo que es fantástico es que si pierdes estás triste un día o noche y ya luego piensas en el próximo partido para ganar”, comentó Infantino, con un fluido español.

El presidente de la FIFA habló sobre una nueva propuesta que tiene para que el Mundial de Fútbol desde 2026 se juegue con 48 equipos y no 32, como se hace actualmente. “El Mundial está muy bien organizado en su sistema de competencia con 32 países, por los grupos y clasificaciones para octavos, cuartos, semifinal y final, por eso la idea es que sean 16 países sembrados y una primera fase de 32 países, con un juego directo de eliminación para que avancen 16 y continuar el Mundial normal con los 32, pero que a la fiesta vayan 48”, destacó. Sin embargo, esto hasta ahora es una idea que tendrá que ser aprobada por el Comité Ejecutivo de la FIFA.

Justamente, en medio del evento, el presidente de la FIFA dio a conocer públicamente que el nuevo presidente del Consejo Directivo de esta organización será el colombiano Ramón Jesurún, máximo jefe de la FCF. “En el fútbol hay dirigentes valientes y otros más valientes como Ramón Jesurún, por eso fue elegido en este cargo”, dijo el suizo.

Inmediatamente, Jesurún comentó que “gracias a mis amigos de la Conmebol por darme ese privilegio. Como se está llevando hoy a la FIFA es como el mundo esperaba, por eso la idea es ayudar para que la FIFA sea mejor cada día”, destacó.

Y luego Infantino partió hacia la inauguración de la sede administrativa de la Federación Colombiana, ubicada en el barrio La Castellana de Bogotá. Un espectacular edificio inteligente de ocho pisos, que reemplazará a la tradicional sede ubicada hasta este lunes en la calle 32 (abajo de la Caracas) y en el que además se instalarán la Dimayor y la Difútbol.

Para cerrar su agenda en Colombia, Infantino acudió a un partido de leyendas del fútbol mundial y colombiano en la sede deportiva de la Federación. Y claro, hizo lo que más le gusta: jugar, junto a Cafú, David Trezeguet, Miguel Ángel Converti, Pablo Aimar, Carlos Valderrama, Willington Ortiz, Freddy Rincón, Alexis García, Faustino Asprilla, Mauricio Serna, Farid Mondragón, Jorge Bolaño, Juan Pablo Ángel e Iván René Valenciano, entre otros. El partido terminó 5-5 y por penaltis ganó el equipo de Colombia.